Salud sin fronteras

Los problemas del Brexit

Hay que exigir a los dirigentes un análisis riguroso cuando se traslada a la sociedad una elección como la del Brexit

Estamos asistiendo estos días a las noticias relacionadas con el desabastecimiento de combustible en las estaciones de servicio del Reino Unido y que ya comienzan a generar otros desabastecimientos en cadena para bienes esenciales como alimentos o medicamentos, entre otros.

También estamos viendo cómo esta situación genera, incluso, conflictos y enfrentamientos violentos entre las personas que están en las colas para acceder a cualquiera de estos servicios; vemos por tanto un panorama evidentemente desolador e impropio de un país desarrollado.

El origen de esta lamentable situación lo podemos encontrar en el Brexit y en los fundamentos nacionalistas que dieron lugar a los planteamientos populistas contrarios a la inmigración y a la pertenencia a la Unión Europea. Salir de Europa y no aceptar a la inmigración aporta al Reino Unido una situación en la que los problemas del mundo actual no se podrán resolver satisfactoriamente.

Pero lo que sucede en el Reino Unido es algo que también nos puede repercutir al resto de países europeos dada la actual interelación de la economía global que caracteriza a nuestro tiempo. Es algo para lo que tendremos que pensar en disponer de respuestas planificadas.

En cualquier caso, creo que una lección que debemos aprender de esta experiencia del Brexit se refiere a que hay que exigir a los dirigentes de un país un análisis profundo y riguroso cuando se traslada a la sociedad una elección de tanta trascendencia como la que supuso decidir en favor del Brexit.

Cambiar el rumbo histórico de una nación para tomar una dirección contraria al camino del progreso pretendiendo ir en solitario en lugar de compartir esfuerzos y ganar las oportunidades que ofrece la Unión Europea por su tamaño y por la fuerza de la economía común, es inaudito.

Los pasos hacia atrás que las aventuras populistas pueden suponer para el bienestar social, son más fáciles de dar que el enorme esfuerzo que hay detrás de cada mejora en las conquistas de la sociedad. Las cosas se pueden deteriorar con gran facilidad cuando se eligen caminos a ninguna parte. Y el Brexit parece claramente un camino a ningún sitio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios