Lapidario

En recuerdo de Virgilio

CARMEN y José, los dos hijos de Virgilio Castilla, el presidente de la Diputación de Granada en 1936, fusilado por las fuerzas facciosas, llevan años tratando de recuperar y de dignificar la memoria de una de las muchas personas ejecutadas por el simple hecho de pertenecer a un partido, el socialista, y de aplicar unos conceptos ideológicos diferentes a los de Franco y sus secuaces. Los hermanos Castilla fueron los primeros en pedir una declaración de reparación de su padre a través de la ley de Memoria Histórica. Una vez logrado hace un año este reconocimiento, Carmen y José han presentado ahora la primera reclamación patrimonial por la multa de 250.000 pesetas (una auténtica fortuna en la época) con que la dictadura gravó la pena de muerte y que supuso la ruina familiar. El esfuerzo realizado desde que en 1984 la Diputación democrática brindó el primer homenaje a Virgilio Castilla, da idea de las dificultades y contratiempos que han encontrado las familias de los vencidos para conseguir reparar su memoria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios