No saben ya qué inventar

Qué mítica aquella frase que los padres repiten cada vez que ven en la tele algún estrambótico hallazgo. Ese "no saben ya qué inventar" con el que reflejar la insaciable capacidad del ser humano para crear necesidades tontucias de la nada. Aunque ese no es el caso de este entrañable 'hotel de bichos' (sic). Una construcción artificial que busca la preservación de insectos y especies en peligro de extinción durante su periodo de hibernación. Eso sí, no deja de ser curioso el la denominación escogida para nombrar este tipo de 'alojamiento'.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios