Los nuevos tiempos

César Requeséns

crequesens@gmail.com

Un tren a la costa

Fue reino y se está quedando en comuna de diletantes a la espera del turista al que vender algún souvenir con tapa

Leo que Granada es la única provincia de España con salida al mar que no tiene tren para llegar a ella. Como es costumbre, encabezamos siempre el ranking de todo lo negativo. Curioso privilegio.

Ese 'olvido de Granada' ya crónico va camino de convertirnos en la provincia con la peor autoestima del país. Teruel Existe, La España Vaciada y pronto tendremos que sacar el eslogan Granada Olvidada. La creatividad verbal no escasea pero faltan manos que se pongan a la obra de cambiar nuestra suerte.

La reacción inane ante los sucesivos robos engrosa la larga lista de agravios que, dado el carácter resignado de los locales, permite que se nos quite la capitanía general o la importancia judicial en una autonomía que, a todas luces, nos ha rebajado aún más que cuando éramos la Andalucía oriental, referencia de un territorio que fue reino y que se está quedando en comuna de diletantes a la espera del turista al que vender algún souvenir con tapa.

Los que esquilman nuestra provincia aún deben tenerle ganas a las únicas empresas que aún funcionan por aquí, a saber: la Universidad, Cetursa, el Parque de las Ciencias y poco más. Todo se andará. Porque ya la economía local se la han llevado calentita los de la Caixa cuyo emblema refulge en aquel cubo vanguardista que un día lució el nombre de su ciudad.

Con una economía centrada en el rentismo esto parece más un club del jubilado que aquella tierra fértil y con empuje que vislumbraron los árabes cuando levantaron la Alhambra. La Vega ya sin tabaco que cultivar dejó los campos listos para la recalificación mientras que las decisiones pasan por otros centros de poder donde hasta pensarán que la Alhambra está en lugar equivocado y que siempre se podrá reubicar allí donde se quiera. Al tiempo.

No hay esclavo sin amo. Si hasta para conseguir que llegue el AVE somos capaces de ceder nuestro lógico y natural enlace en línea recta con la capital, ¿de qué no será capaz esta tierra para que le den alguna otra migaja?.

Ese tren a la costa tan cercana o la Sierra Nevada que tanto bien nos haría; ese corredor Mediterráneo que también nos evita; esos vuelos que nunca acaban de llegar del todo. A poco que te pongas a mirar las carencias locales te da el bajón, así que te das un paseo, contemplas y respiras y miras hacia delante a ese futuro siempre mejor que aún está por escribir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios