GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El túnel del tiempo

O Sebastián Pérez no sabe lo de "los dos ríos de Granada" o quiere enterrar a cota menos diez lo que le puede venir al PP

Hacer memoria cuando se acercan unas elecciones municipales resulta más fácil que en otros comicios, será por aquello de la cercanía que siempre se cita. La última vez que el PSOE gobernó (1999-2003) en la antigua plaza de los carmelitas fue de mano de un tripartito que por aquello de pactos y repartos llevó a que el PP repitiera mayorías absolutas en 2003, 2007 y 2011. Parecía que además de las torres de la Alhambra, otra torre iba a permanecer ad aeternum en nuestra ciudad. En 2015, la torre empezó a derrumbarse aunque encontró apuntalamiento en un ciudadano que no estaba en disposición de apoyar a su antiguo partido. Ya saben que en política el enemigo siempre está a la espalda y el adversario de frente.

En 2016, la olismia era tan fuerte que el alcalde hubo de dimitir y Paco Cuenca obtuvo premio, incluso a pesar de los propios. Por el simple hecho de no haber salido corriendo como los anteriores candidatos socialistas que perdieron las municipales, reconozco que Paco me cae simpático. Ha prometido varias veces que arreglará los desperfectos del eje Arabial-Palencia, ¿quién se acuerda ya de las eternas obras del Metropolitano de Granada? Quizás la culpa, ahora, es de la Junta de Andalucía caída en manos de la derecha, casi ultra.

Ya metidos en obras eternas, largo es de fiar hasta 2023, el candidato Pérez ha decidido meterse en un túnel. Su mega-proyecto para la ciudad es un túnel de norte a sur para meter más coches, más autobuses y no sé cuántas cosas más. Le faltaba decir que también metería la contaminación, los atascos en las puertas de los colegios (puntuales a las 9 de la mañana y las 2 de la tarde), las pintadas en las paredes y, ya puestos, hasta el tufillo a hierba que se capta en ciertas zonas de la ciudad. Y lo mejor de todo es que no importa ni el dinero, ni quién lo financie, ni los problemas técnicos. ¡Para eso están los ingenieros que resolvieron el problema del metro con el río Monachil! Quisiera conocer a esos ingenieros, puesto que el metro pasa por debajo del río Genil. O bien el candidato popular no sabe aquello de "los dos ríos de Granada", o bien quiere enterrar a cota menos diez lo que se le puede venir al PP, visto lo ocurrido en las generales. Vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios