Los turistas desafían las altas temperaturas

Para los granadinos, afrontar en plena calle las horas centrales del día durante la exigente época estival es toda una odisea; casi una locura. No ocurre así con los viajeros, que se lanzan a conocer todos los rincones de la ciudad desafiando los termómetros con buen paso y buen ánimo. Con sombrero improvisados y mochila en las espaldas, los turistas aprovechan cualquier momento del día para perderse por las callejuelas y, por supuesto, descubrir sombras y buenos refrigerios en bares y restaurantes. Buen recurso para hacer frente a la ola de calor que vuelve esta semana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios