Lapidario

La zancadilla a un tren

La llegada del AVE a Granada no ha significado ni mucho menos la panacea ni tampoco que la capital haya escapacado del club de ciudades agraviadas en cuanto a infraestructura ferroviaria se refiere. Sigue habiendo asignaturas pendientes, y no sólo la Variante de Loja. Ayer mismo este periódico se hacía eco del impacto para la provincia que supondría la creación de una red de Cercanías que atravesara la franja interior entre la capital del Poniente y Guadix. Y hoy se cumple exactamente un año del corte del tramo Osuna-Pedrera, con graves perjuicios para los usuarios que toman un Media Distancia desde Andaluces con dirección Santa Justa. Es la conocida como 'A-92 ferroviaria', por discurrir casi paralela a la autovía autonómica por antonomasia. Si ampliamos el abanico a otras obras de gruesa magnitud y vital importancia para las comunicaciones el resultado es un déficit de infraestructuras sonrojante: Segunda Circunvalación, vías de aglomeración urbana, cierre del Anillo, mejora del Puerto de Motril, consolidación del Aeropuerto... Demasiadas coincidencias para creer en casualidades. Resulta absurdo, al igual que ponerle la zancadilla a un tren.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios