GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Buenos datos para el empleo y varias debilidades

Con la cifra de 20 millones de afiliados, que podría lograrse en 2020, se reducirían los problemas de déficit de la caja común

Los datos de desempleados inscritos muestran un buen comportamiento del mercado laboral español, tanto en el mes de marzo como en abril, cuyas cifras se conocieron ayer. El número de parados se redujo un 2,81%, que son 91.518 personas menos, en lo que ha supuesto uno de los mejores meses de abril de toda la serie histórica. Hay que considerar que se cuenta con la Semana Santa, pero la perspectiva de los dos meses indica que el mercado se comporta tal como se había previsto, con independencia de los vaivenes económicos que están soportando tanto la Unión Europea como la economía mundial. El mejor dato es el de la afiliación a la Seguridad Social, que se sitúa en 19,23 millones de cotizantes. A este respecto, cabe recordar que con una cifra de 20 millones de afiliados se reducirían los problemas de déficit de esta caja común, así como muchos de los desequilibrios presupuestarios del país. El buen ritmo de crecimiento comenzó en la última legislatura de Mariano Rajoy y ha seguido con la de Pedro Sánchez, lo que indica que o la economía española está blindada de estas alternancias o las políticas no han cambiado mucho entre ambos gobiernos. A pesar de las proclamas, el presidente Sánchez no ha derogado la reforma laboral, que también está detrás de estos crecimientos. En estos momentos, nos encontramos con la misma cifra de desempleados que en el verano de 2008 y se han dejado atrás aquellas alzas peligrosas de paro, como la de febrero de 2013, cuando hubo cinco millones de personas registradas en las oficinas de empleo. A pesar de todos estos datos positivos, el mercado laboral español sigue presentando muchas debilidades. El 85% de los nuevos empleos han sido absorbidos por el sector servicios, donde la hostelería y el comercio siguen mandando. Por otra parte, muchos contratos se habrán acabado ya, porque formaban parte de la ola de la Semana Santa. La precariedad sigue siendo una de las máculas de este mercado. Por lo que se refiere a Andalucía, abril ha sido un magnífico mes, debido precisamente a los servicios y a la Semana Santa. La caída del paro ha sido un poco más intensa en el Sur, del 3,26%, pero permite aventurar que Andalucía mantendrá la cifra de parados por debajo de las 800.000 personas durante todo 2019. Ahora hay 779.094 andaluces inscritos en las oficinas. Y cabe subrayar lo mismo que en el caso nacional: la creación de empleo ya comenzó a notarse durante el último mandato de Susana Díaz, aunque el nuevo Gobierno de Juanma Moreno está enviando mensajes más proclives a la inversión con su política de bajada de impuestos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios