Tribuna

Antonio sanz

Consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa

La garantía para una Andalucía 100% digital

La revolución digital de la que tanto escuchan hablar a la Junta de Andalucía tiene un ingrediente insustituible, en el que también queremos ser líderes: la ciberseguridad

La garantía para una Andalucía 100% digital La garantía para una Andalucía 100% digital

La garantía para una Andalucía 100% digital / rosell

Gestionar datos, identidades, firmas digitales. Contrastar su veracidad y ofrecer un entorno digital seguro y fiable para el ciudadano, e incluso para los clientes de cualquier empresa. Hablamos de procesos que forman parte del día a día, tanto de la administración como del sector privado.

Andalucía ha apostado decididamente por emprender una transformación digital imparable. Pero somos conscientes de que únicamente lograremos que sea un éxito si damos cada paso en base a la máxima garantía de seguridad y fiabilidad, protegidos de las numerosas amenazas que presenta internet y, en general, el procesamiento de datos a gran escala. Por eso, la revolución digital de la que tanto escuchan hablar a la Junta de Andalucía tiene un ingrediente insustituible, en el que también queremos ser líderes: la ciberseguridad.

Cada año, la Junta de Andalucía gestiona más de 7000 incidentes de ciberseguridad. La mayoría de ellos no tienen transcendencia; otros, sin embargo, como el que sufrió el Hospital Centro de Andalucía de Lucena, requieren de una respuesta rápida y eficaz para mitigar en lo posible su impacto, y conseguir que los servicios públicos se sigan prestando con normalidad.

Además, la complejidad y sofisticación de las amenazas a las que estamos expuestos no para de crecer. Andalucía es la tercera comunidad autónoma, por detrás de Madrid y Cataluña en número de denuncias por cibercriminalidad. Muchos de los ciberdelitos perpetrados tienen fines económicos, y cada día se buscan formas nuevas de monetizar los ciberataques.

Ante este panorama, las administraciones debemos priorizar el análisis de las técnicas y herramientas usadas por los cibercriminales, implementar cuantas barreras tecnológicas podamos para asegurar la continuidad de los servicios públicos y ayudar al resto de la sociedad.

La Junta de Andalucía es consciente de la necesidad de acompañar los procesos de transformación digital con medidas de ciberseguridad desde el diseño para que su relación con la ciudadanía se produzca con total observancia de la legislación en vigor. De hecho, somos la comunidad autónoma con más sistemas certificados de conformidad con el ENS a nivel nacional, con una grandísima diferencia con el resto.

Pero esto no es suficiente: no vale con que la administración levante muros, sino que todos los que se relacionan con ella, deben tener una formación mínima para utilizar su puesto de trabajo o para gestionar sus intereses particulares con los mínimos riesgos y plena garantía de sus derechos.

Por esto, en el seno del Consejo de Gobierno, allá por agosto del año pasado, acordamos diseñar una estrategia de ciberseguridad que nos permitiera seguir avanzado en el grado de protección de los sistemas y servicios de la Junta de Andalucía. Y en paralelo, estamos viendo cómo la industria de la ciberseguridad despunta como un sector con alto potencial de crecimiento: según Gartner, el volumen de negocio relativo a la venta de productos y servicios del sector de la ciberseguridad crecerá en torno al 10% anual, al menos hasta 2024. Este hecho supone una clara oportunidad.

Una oportunidad de convertirnos, también en esto, en referencia. En líderes. Disponemos de las mejores condiciones humanas y técnicas para la generación de una industria en materia de ciberseguridad estable y sólida.

Las capacidades de las universidades andaluzas para proporcionar personal técnico cualificado son indudables. Además, desde hace varios años, se observa la aparición de startups relacionadas con la ciberseguridad y empresas ya consolidadas donde esa línea de negocio despunta. Por no hablar de movimientos estratégicos de empresas como Google o Telefónica Tech, que han decidido venirse a Andalucía.

Estamos convencidos de la oportunidad que tiene nuestra comunidad autónoma de convertirse en una referencia en la materia. Prueba de ello es la apuesta que hacemos con el Centro de Ciberseguridad que el próximo año tendremos operativo en Málaga, y que cuenta con una dotación inicial de 60 millones de euros.

Este centro va a ser un referente a nivel nacional y europeo, no solo en cuanto a los servicios que se van a desplegar para proteger a la sociedad en general, y a las administraciones en particular, sino por el soporte que va a prestar para que se desarrolle y fortalezca esta industria en una Andalucía que se ha posicionado definitivamente en los principales indicadores de referencia internacionales en el ámbito de la ciberseguridad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios