GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribuna

Antonio López

Gerente de Ecoembes en Andalucía

El reciclaje y su poder reivindicativo

El reciclaje y su poder reivindicativo El reciclaje y su poder reivindicativo

El reciclaje y su poder reivindicativo / rosell

Hoy celebramos el Día Internacional del Reciclaje, una fecha que hace años pasaba desapercibida en el calendario, pero que, por fortuna, actualmente cuenta con la relevancia que merece. Al menos así lo han hecho sentir los andaluces, pues su compromiso con el medio ambiente a través del gesto de reciclar crece año tras año.

Sus acciones lo dejan más que claro. Los andaluces llevan tiempo separando y depositando los envases domésticos correctamente en los contenedores amarillo y azul, pero durante el pasado año han alcanzado su propio récord. En concreto, su colaboración ha hecho posible que en 2018 se reciclaran más de 245.000 toneladas de envases, lo que supone un 2,5% más que el año anterior.

Este incremento dice mucho de su compromiso. Es un reflejo de que cada día, los ciudadanos están más informados, apuestan claramente por el consumo sostenible y conocen mejor los beneficios medioambientales del reciclaje. En definitiva, tienen menos dudas y se sienten más seguros a la hora de separar los envases en el contenedor adecuado. Esta confianza es lo que ha posibilitado que en 2018 los contenedores amarillos y azules en Andalucía se llenaran un 10% más que el año anterior.

Tenemos que sentirnos orgullosos de ello. Pero no debemos dejar de lado que, en la consecución de estos logros, es necesario el compromiso de toda la sociedad. El ciudadano es el motor que pone en marcha el proceso del reciclaje, pero el trabajo, tanto del sector público como del privado, es clave para culminarlo y cerrar el círculo.

En este sentido, las administraciones públicas andaluzas han hecho un buen papel. Desde Ecoembes, como organización medioambiental que coordina el reciclaje en toda España, hemos colaborado con ellas para facilitar la práctica del reciclaje aún más. Sólo a lo largo de 2018, sin ir más lejos, se instalaron 1.700 nuevos contenedores amarillos y azules en Andalucía, alcanzando una cifra total de 81.354 contenedores. Y gracias a ello, el 99% de los andaluces tiene acceso hoy a la recogida de envases.

Pero este gesto, el de separar y reciclar, no se queda en el ámbito doméstico, va más allá y se extiende a otros espacios en los que los ciudadanos pasan gran parte de su tiempo, como son los lugares de trabajo o las zonas destinadas a actividades de ocio, entre otros. Porque el reciclaje, por suerte, está cada vez más presente en nuestro día a día.

Hasta aquí queda claro que las administraciones andaluzas han contribuido de manera significativa a la labor del reciclaje, pero ¿lo han hecho del mismo modo las empresas de la región? Por fortuna podemos decir que sí. En la región contamos con empresas comprometidas, no sólo con el reciclaje, sino también con otras cuestiones medioambientales, como es la generación responsable. El sector privado andaluz tiene claro cuál es su cometido y la enorme repercusión de sus acciones en la sociedad y en el entorno. En este sentido, la gestión sostenible de los recursos y la puesta en marcha de proyectos que desarrollen envases con menor impacto ambiental son prácticas habituales.

Todas estas acciones demuestran que, en el círculo del reciclaje, es necesaria la colaboración de la sociedad en su conjunto. Pero si algo he aprendido en todos los años que llevo involucrado en este sector es que las iniciativas más eficaces para fomentar una sociedad 100% recicladora son, en gran medida, aquellas centradas en materia de sensibilización y educación ambiental. En línea con este planteamiento, en Andalucía Ecoembes puso en marcha a lo largo del pasado año más de 90 campañas de concienciación, en colaboración con las administraciones, y con el objetivo de trasladar a la ciudadanía los beneficios que el reciclaje tiene para el cuidado del medio ambiente.

Con este mismo objectivo, desde Ecoembes nos propusimos conscienciar acerca de otro gran problema ambiental: la basura marina. Somos muy conscientes de la riqueza natural que posee Andalucía, y en especial con el papel que juegan sus costas. Por eso, colaboramos para acabar con los residuos que hay en el mar, visibilizar el problema socialmente y reciclarlos para darles una segunda vida. Junto a la Fundación Ecoalf, el pasado año impulsamos Upcycling the Oceans, una iniciativa gracias a la que, hasta el momento, hemos conseguido sacar 2.500 kg de basura de los fondos marinos andaluces.

A la vista está que son muchos los pasos que se han dado ya para convertir a Andalucía en una sociedad circular, comprometida y concienciada con el cuidado del entorno. Por suerte, hay mucho trabajo hecho en este sentido, y el mayor ejemplo es que el reciclaje es una realidad en la región. Pero no podemos pararnos aquí. La ciudadania y el planeta demandan cambios, y sólo si damos más pasos al frente podremos seguir evolucionando para garantizar el cuidado de esta tierra y, por ende, el futuro de esta casa común que es la Tierra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios