Provincia

Adif impulsa la Vía Verde del Altiplano siguiendo el antiguo trazado ferroviario

  • Firma un acuerdo con la Comarca de Baza por el que se regula el uso de 37,5 kilómetros de terrenos por los que pasaba el tren

El proyecto servirá para revitalizar la zona norte de la provincia. El proyecto servirá para revitalizar la zona norte de la provincia.

El proyecto servirá para revitalizar la zona norte de la provincia. / m. g.

Adif y la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Baza han dado "un paso definitivo" para impulsar la puesta en marcha de la Vía Verde del Altiplano Granadino con la firma de un contrato que regula el uso de los terrenos correspondientes a la traza ferroviaria de las antiguas líneas Lorca-Baza y Baza-Guadix, en el tramo que atraviesa los términos municipales de Caniles, Baza, Zújar y Freila.

Los plenos de los ayuntamientos de estos cuatros municipios han acordado la suscripción de este contrato. De este modo, Adif pone a disposición de la mancomunidad un tramo de suelo no urbanizable de la referida traza ferroviaria de unos 37,5 kilómetros, comprendidos entre estas antiguas líneas. En total, suman una superficie de 809.296 metros cuadrados.

El objetivo es aflorar recursos endógenos y promocionar proyectos generadores de empleo

Por este acuerdo, la mancomunidad recibe los terrenos necesarios como entidad promotora del Proyecto Vía Verde del Altiplano Granadino, con el objetivo general de aflorar recursos endógenos en la provincia y promocionar proyectos generadores de empleo, poniendo en uso una infraestructura de carácter ferroviario que ya no responde a la funcionalidad para la que fue concebida. Esta Vía Verde incorpora, dentro de su longitud total, los 13,5 kilómetros que forman el recorrido de la actual Vía Verde de Baza.

La firma de este nuevo contrato conlleva la resolución previa y por mutuo acuerdo del convenio de cesión de uso correspondiente a esa vía verde, firmado entre la antigua Renfe y el Ayuntamiento de Baza en el año 1999.

Adif tiene incluido en su Inventario de Bienes Inmuebles, con la naturaleza jurídica de bienes patrimoniales, los terrenos de la traza ferroviaria correspondientes a las antiguas líneas mencionadas, que fueron cerradas al tráfico por un acuerdo de Consejo de Ministros en 1984. Sobre parte de estas líneas cerradas hay implantadas varias vías verdes: la de Huércal-Overa (16 km), la del Almanzora (66,5 km) y la de Baza (13,5 km).

Además de la traza ferroviaria, el contrato suscrito por Adif y la Mancomunidad incluye los elementos de la antigua infraestructura ferroviaria (puentes, túneles) que se ubican en ella, con el fin de que sean únicamente destinados al establecimiento de la Vía Verde.

Se excluyen expresamente de este arrendamiento todas las edificaciones y terrenos correspondientes a los antiguos recintos de las estaciones incluidos en la traza, por lo que Adif podrá disponer de ellos libremente, respetando en todo caso una franja de seis metros de anchura para mantener la continuidad de la Vía Verde.

La duración del contrato es de 20 años contados desde su firma, aunque por acuerdo expreso de las partes podrá prorrogarse por 10 años más. Además se acuerda un plazo máximo de dos años, contados desde la firma del acuerdo, para la ejecución de las obras de adecuación que permitan la puesta en marcha de la Vía Verde.

Uno de los objetivos estratégicos de Adif es contribuir a la mejora de las comunidades locales y los colectivos vulnerables donde la empresa desarrolla su actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios