Zona Norte

Revitalizar la agricultura y la ganadería, objetivo de Agrapo

  • La nueva asociación aglutina a más de 8.000 personas de municipios como Baza o Huéscar

Reunión de la asociación Agrapo Reunión de la asociación Agrapo

Reunión de la asociación Agrapo / G. H.

El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo, asistió al nacimiento de una nueva Asociación de Agricultores, Ganaderos y Productores (Agrapo) en la zona Norte de la provincia, que se plantea como reto intentar revitalizar, transformar, modernizar y rejuvenecer la agricultura y la ganadería de la zona.

Las entidades que se van a integrar en esta asociación aglutinan a más de 8.000 personas que proceden de los municipios de Baza, Benamaurel, Caniles, Castril, Cúllar, Cuevas del Campo, Freila, Huéscar y Orce.

Durante su intervención, García Cerezo destacó el papel que juega la agricultura y la ganadería en la economía provincial, alcanzando la cifra de los 1.600 millones de euros en 2017, lo que representa el 7% del PIB de la provincia. Mostró igualmente su satisfacción por la puesta en marcha de la iniciativa y mostró la disposición y apoyo de la Junta de Andalucía para alcanzar el objetivo "que no es otro, que los agricultores, los ganaderos y la industria agroalimentaria de la comarca Baza-Huéscar, mejoren y se consoliden en el territorio, lo que repercutirá, sin duda alguna, en mejorar el día a día de todos vosotros".

La Consejería de Agricultura, a través de la delegación territorial, de las Oficinas Comarcales Agrarias y los Grupos de Desarrollo Rural, "está al servicio de entidades como la recién creada, con la promoción de políticas dirigidas a mejorar la competitividad de la agricultura, ganadería y la agroindustria, así como, a restaurar, conservar y mejorar los ecosistemas agrarios de nuestros pueblos", según García Cerezo, que hizo hincapié en la finalidad de evitar que los jóvenes abandonen el campo y ganar la batalla al despoblamiento de las zonas rurales".

El Gobierno andaluz refleja que busca frenar el despoblamiento a través de cinco líneas claves como son: la participación, la creación de empleo, la igualdad de oportunidades, la innovación y la cooperación entre territorios para intercambiar experiencias de desarrollo, para facilitar la rentabilidad de las explotaciones, el relevo generacional, la modernización, transformación de las pequeñas y medias empresas (Pymes), la mejora de las infraestructuras agrarias y comunidades de regantes.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios