Provincia

El Ayuntamiento de Almuñécar rebaja en 31,5 millones de euros su remanente de Tesorería

  • La deuda por habitante en 2010 estaba en 1.522 euros y en 2017 ha bajado hasta los 396 euros

Foto de archivo de la fachada principal del Ayuntamiento de Almuñécar. Foto de archivo de la fachada principal del Ayuntamiento de Almuñécar.

Foto de archivo de la fachada principal del Ayuntamiento de Almuñécar. / g. h.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Almuñécar, Antonio Laborda, informó sobre la situación actual económica del Consistorio sexitano. Según afirmó el edil, "en éstos últimos siete años hemos hecho un gran esfuerzo en el control del gasto, y los resultados expuestos en el informe de la Interventora municipal nos dan la razón".

El concejal explicó que "las previsiones para el cierre del ejercicio 2017, el remanente negativo del Ayuntamiento de Almuñécar se sitúa en -11.108.103,82 euros, lo que supone una reducción de 31.514.354,34 euros desde el año 2010. Si en 2010 la deuda por habitante era de 1522 euros, en 2017, se ha rebajado hasta alcanzar los 396 euros".

Laborda dió a conocer estos datos tras la aprobarse definitivamente el Presupuesto para este ejercicio 2018. "Los datos han sido expuestos en un informe de la interventora municipal y que fue traslado a todos los corporativos sexitanos", expresó el edil sexitano.

El concejal de Hacienda manifestó que en el citado informe que "el principal indicador que refleja la situación financiera de este Ayuntamiento es su "remanente de Tesorería". Este aspecto indica la liquidez para hacer frente al pago de las obligaciones del Consistorio sexitano a una fecha concreta. Según indicó el edil, "en el año 2010 era de 42.622.457,16 euros negativo; es decir, el Ayuntamiento de Almuñécar debía a proveedores, bancos, etc., una cantidad desorbitada y que estuvo a punto de colapsar a la administración municipal".

Tras la llegada del actual este equipo de gobierno, en el año 2011, "nos pusimos como una de las metas principales, regularizar y sanear las arcas públicas, que estaban siendo un lastre para la administración local en los últimos 20 años, donde había un despilfarro de nuestros recursos sin ningún tipo de control", expresó Laborda.

Por otro lado, otra de las "grandes mejoras" que ha tenido el Ayuntamiento es el que corresponde al periodo medio de pago, es decir, el tiempo que tarda el Consistorio en pagar a los proveedores y empresas locales.

"En el año 2011, el periodo medio de paga se situaba en los 500 días, mientras que en la actualidad hemos logrado reducir drásticamente estos plazos llegando a los 62 días en la actualidad", destacó el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios