Litoral

La Costa se vuelca con San Juan

  • La noche más mágica del año se celebra con toda intensidad en los municipios costeros con gran afluencia de público pese a caer en domingo

  • La jornada se vivió desde la mañana

Desde primera hora de la mañana de este domingo las playas del litoral granadino comenzaron a llenarse de personas que querían tener el mejor lugar para la noche de San Juan. Personas que con sus maderas y cartones preparaban las pilas que arderían a media noche, además de las sombrillas, mesas, sillas, barbacoas e incluso tiendas de campaña, aunque no estuviera permitido, para disfrutar de una ilusionante y magnifica noche donde el fuego y la magia de las olas se dieron la mano en una Noche de San Juan en la que acompaña la temperatura, lo que ha hecho que sean miles las personas que se dan cita en los distintos puntos de la costa.

Aglomeración de personas que motivó que fuese muy complicado, hasta altas horas de la madrugada, encontrar una plaza de aparcamiento en las principales playas, por lo que se tuvo que aparcar a una distancia importante de la rivera. Y eso que han sido muchos los que llegaron en autocar, como era el caso de un grupo que se había acercado desde Maracena para vivir la que es la noche más corta del año.

Ambiente desde por la mañana Ambiente desde por la mañana

Ambiente desde por la mañana / A. F.

Se trata de un San Juan distinto al de años atrás, tal vez por lo de caer en domingo y que al día siguiente hubiera que trabajar. Las hogueras de gran tamaño fueron menos protagonistas ya que proliferaron las más pequeña pero duraderas, con el añadido de unos vistosos fuegos artificiales que cada uno de los ayuntamientos hizo cercano a su hoguera oficial, además de las actuaciones musicales que ambientaron las playas.

Pero este año, igual que ocurrió el pasado, se pudieron ver los globos o farolillos luminosos que iluminaron el cielo nocturno con multitud de buenos deseos y teniendo una gran acogida. Todo un mundo de ilusión y superstición para celebrar una de las fiestas que se han convertido de las más tradicionales del verano.

Y es que desde primera hora del día se pudo ver cómo las playas se iban llenando de gente y cómo a poco iban cogiendo su sitio para no tener problemas por la noche. Muchos son habituales veraneantes que por estas fechas llegan a la costa o aquellos que de manera coyuntural se desplazan a Salobreña, Motril, Almuñécar, Castell de Ferro y otros puntos del litoral solo para pasar este día.

Incluso muchos, aunque la jornada siguiente es laboral, pernoctan sobre la arena en improvisadas tiendas de campaña, como decía Laura, una joven del barrio del Zaidín de Granada, que se ha dado cita en la Playa del Peñón en Salobreña junto a un grupo de amigos. “Hemos bajado para disfrutar de las fiestas y ya vamos a aprovechar hasta el último momento en la playa y mañana Dios dirá lo que hacemos”. Y es que jóvenes, familias completas y mucho guiri participan de este evento festivo lúdico donde el baño estará presente durante toda la madrugada.

Barbacoas y hogueras, las estrellas del día Barbacoas y hogueras, las estrellas del día

Barbacoas y hogueras, las estrellas del día / A. F.

Una noche que en Salobreña la música es la gran protagonista ya que organizado por el Ayuntamiento se celebra en el paseo marítimo una gran fiesta amenizada por un DJ de la emisora municipal, Moisés Franco, que demostró sus grandes dotes para entre mezclar música actual con la de tiempos pasados, pero siempre dándole un claro ambiente festivo que hacía que todo el mundo disfrutara.

Uno de los grandes platos de comida de la jornada es la tortilla de patatas, presente en la mayoría de los círculos formados. “No pueden faltar para tomarnos un tentempié a mitad de la noche”, dijo Carlos. “Hay que coger fuerzas para intentar durar lo máximo posible”.

Pero sin duda los grandes beneficiados de esta fiesta han sido los chiringuitos, que tuvieron la oportunidad de vivir una jornada muy especial y hasta altas horas de la madrugada ya que fueron muchas las fiestas que se prepararon y que fueron utilizados por los que visitaban la playa. Y es que hay que ir ‘a tiro hecho’, como nos decían Juan y Paloma, una pareja de Alcalá la Real que decidió pasar la festividad en Motril.

“Nosotros ya estamos jubilados y cada año aprovechamos San Juan para bajar a la playa unos días antes los dos solos , para que después lo hagan los nietos cuando terminen del todo el curso”, explican. “Este año hemos decidido venirnos antes porque tenemos unos amigos que nos habían hablado muy bien”, aclara Juan, quien al preguntarle por si iban a pasarse por la zona musical se reía y añadía que “ya no estamos para esos trotes, nosotros cenamos en el chiringuito, nos damos un paseo para hacer tiempo y a las 12 nos acercamos a la orilla a lavarnos la cara y a dormir”.

Ana, una joven que estaba disfrutando de la noche en la playa de poniente de Motril con unos amigos, comentó entre risas que era una noche “de ilusión y a la vez de superstición ya que nos lavamos la cara para estar más hermosas durante todo el año venidero”. Además, “pedimos tres deseos escritos en papel que se tiran al fuego” y terminó apuntando: “Ojalá sea un buen año”.

Un gran ambiente vivido sin apenas incidentes hasta el cierre de esta edición, con un buen dispositivo de seguridad por parte de todos los ayuntamientos. En resumidas cuentas, una noche en toda la Costa Tropical en la que miles de personas viven una noche mágica y que da paso a los servicios de limpieza que se encargarán de que las playas estén en perfecto estado para que los más madrugadores puedan disfrutar nuevamente de la playa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios