Provincia

Denuncian al Defensor de la Infancia la participación de menores en la Feria de la Caza de Iznalloz

  • La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur apunta que la tirada se realizó sin ningún control de edades no de tenencia de permiso de armas

Una de las fotos aportadas por la Asociación Galgos del Sur en la que se aprecia a un menor

Una de las fotos aportadas por la Asociación Galgos del Sur en la que se aprecia a un menor / G. H.

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur ha denunciado ante el Defensor de la Infancia y la Adolescencia de Andalucía, Jesús Maeztu, la presunta vulneración de los derechos de los menores en la Feria Provincial de la Caza de Granada, celebrada en Iznalloz el pasado domingo 3 de octubre con la participación, sostiene, de algunos niños.

En el escrito remitido por Galgos del Sur al Defensor de la Infancia, la asociación mantiene que en la competición de tiro al pichón celebrada en el campo de tiro de la localidad y consistente en disparar a palomas vivas lanzadas al vuelo, no solo asistieron menores de edad, sino que algunos de ellos participaron disparando con escopetas y matando a varias palomas.

Todo ello ocurrió, agrega la asociación en el escrito dado a conocer este miércoles, sin que ni la Guardia Civil ni la Policía Local llevasen a cabo ningún control de edades ni de tenencia de permiso de armas y "con la complicidad de los padres, que explicaban a sus hijos cómo sujetar la escopeta y les ayudaban a apuntar".

Entiende Galgos del Sur que se vulneró la "integridad psíquica, psicológica y moral" de los niños, especialmente sensibles a la violencia, y considera que, independientemente de si es legal o no la utilización de esas escopetas por parte de los menores, lo que ocurrió "no es ético" ni se respetaron los derechos fundamentales de los niños y adolescentes.

En concreto, la protectora de animales considera que se incumplió la ley orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia, que es de aplicación contra todo tipo de violencia.

Galgos del Sur señala que, según datos de la Guardia Civil sobre los accidentes de caza en España obtenidos por la ley de Transparencia, en 2020 se registraron 38 heridos y tres fallecidos por esta causa.

Y desde agosto de 2007 hasta diciembre de 2020 -en los últimos 14 años- 63 personas han perdido la vida en España por culpa de accidentes de caza y otras 483 han resultado heridas, 215 de ellas graves.

De esas víctimas, agrega, 21 fueron niños -el más joven tenía seis años- y dos de ellos murieron como consecuencia de la gravedad de las lesiones, según Galgos del Sur, que critica la colaboración de instituciones locales, provinciales y autonómicas en esta actividad.

Por ello, pide al Defensor del Menor que se pronuncie sobre estos hechos y tome las medidas necesarias para preservar los derechos fundamentales de los niños, entre ellos el de la protección contra la violencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios