sucesos granada

La Guardia Civil de Granada pone a disposición judicial a dos jóvenes que circulaban de noche por una carretera en un ciclomotor arrastrando una bicicleta con una mano

  • El conductor arremetió contra uno de los guardias civiles

Control de Tráfico, en una imagen de archivo. Control de Tráfico, en una imagen de archivo.

Control de Tráfico, en una imagen de archivo. / Photographerssports

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a dos jóvenes de 18 y 17 años de edad, después de que fueran sorprendidos el pasado día 29 de enero a las 19:30 horas por una patrulla de la Guardia Civil de Lanjarón cuando circulaban por la carretera GR-3300, de Albuñuelas a Restábal, en un ciclomotor arrastrando una bicicleta con una mano. El joven que iba de pasajero, además de arrastrar la bicicleta, no llevaba casco.

Los agentes al observar tal temeridad les hicieron señales luminosas y les hablaron por la megafonía del vehículo para que pararan el ciclomotor; pero no solo no pararon sino que al llegar a la intersección con la carretera GR-2004 hicieron caso omiso de la señal de stop y siguieron huyendo hasta la localidad de Melegís, donde la Guardia Civil finalmente consiguió interceptar el vehículo cuando este se quedó varado en una acequia.

El conductor del ciclomotor en ese momento arremetió contra uno de los guardias civiles mientras que el otro joven abandonó la bicicleta y huyó campo a través. En el forcejeo uno de los agentes resultó herido leve.

El joven detenido fue trasladado hasta el acuartelamiento de la Guardia Civil de Lanjarón para instruir diligencias por un delito de resistencia a agentes de la autoridad.

Mientras tanto la Guardia Civil había hecho las pesquisas pertinentes para identificar al joven huido, al que se localizó en Dúrcal. Dos horas después fue investigado por un delito de desobediencia grave y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Granada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios