Provincia

El PP no arropa al alcalde de Otura en la acusación de anomalías contables

  • Le impide usar la sede provincial para defenderse, reconoce que ve el proceso judicial contra Ignacio Fernández con "cautela y preocupación" y anuncia que lo seguirá "puntualmente" por si hay algo "raro"

Comentarios 4

El PP provincial ve con "cautela y preocupación" la denuncia presentada por el secretario del Ayuntamiento de Otura, Gregorio Marañón, contra el alcalde de esa localidad, el popular Ignacio Fernández-Sanz, al que un juzgado de Santa Fe investiga por la emisión de facturas no justificadas, entre otras irregularidades.

Dirigentes del partido confesaron ayer a este periódico que a Ignacio Fernández-Sanz no se le permitió que ofreciera el martes una rueda de prensa en la sede provincial del partido para defenderse de las acusaciones vertidas contra él por el PSOE. Tras recibir esa negativa, el regidor quiso darla en un hotel, pero de nuevo intervino la cúpula provincial del partido para desaconsejárselo, por lo que finalmente optó por enviar un comunicado de prensa.

Las mismas fuentes argumentaron que como se trataba de un asunto de ámbito municipal, lo lógico era que Fernández-Sanz diera la rueda de prensa en el Ayuntamiento de Otura.

Sin embargo, también es cierto que en numerosas ocasiones el PP ha arropado a otros alcaldes y ex alcaldes del partido ofreciéndoles la sede provincial para hacer públicas sus quejas.

Otras fuentes consultadas por este periódico incidieron en que Ignacio Fernández-Sanz está molesto por haber recibido esa negativa, sobre todo porque este mismo mes el partido sí que permitió que el ex diputado nacional y ex concejal de Urbanismo de Ogíjares José Luis del Ojo ofreciera una rueda de prensa en esa sala, y además en solitario. Se lo ha tomado, subrayan esas fuentes, como un agravio comparativo.

El partido, sin embargo, entiende que el caso de Del Ojo es bien distinto, ya que compareció ante la prensa para decir que se sentía objeto de una "persecución" a pesar de que ya habían sido archivados más de diez procedimientos judiciales contra él.

Sin dar por hecho que detrás de las investigaciones pueda esconderse alguna irregularidad, pero también sin hacer una defensa a ultranza del alcalde de Otura, las fuentes de la dirección provincial antes citadas dijeron que la denuncia les parece "preocupante" y que van a seguir "puntualmente" todo este proceso por si pudiera haber "algo raro", cosa que, hay que insistir, no dan por hecho pero tampoco descartan con rotundidad. La palabra que utilizan para referirse a este asunto es "cautela".

Otras fuentes consultadas por este medio entienden que detrás de la decisión del PP de anular la rueda de prensa habría un claro interés en desvincular al PP provincial de cualquier atisbo de relación con las presuntas irregularidades, porque Ignacio Fernández-Sanz tuvo cargos orgánicos en el partido. Fue gerente provincial.

El PSOE, ayer, no se olvidó de mencionar ese extremo. Su secretario de Organización, José Entrena, dijo que Ignacio Fernández-Sanz es una persona "muy influyente" en el PP y recordó que fue "el administrador de su dinero", además de mencionar que está casado con la diputada autonómica Eva Martín.

Socialistas y populares, estos últimos en privado, coinciden en una cosa más: en su comunicado de defensa, Ignacio Fernández-Sanz debió presentar documentos que avalaran su inocencia en lugar de acusar al secretario municipal de una supuesta connivencia con el PSOE y sacar a colación que su padre es alcalde socialista en Alcalá La Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios