costa

El Pabellón de Motril servirá como Centro de Gestión de Emergencias

  • El secretario de Estado desbloquea el proyecto durante un encuentro con la alcaldesa

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en Motril junto al subdelegado del Gobierno Francisco Fuentes. El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en Motril junto al subdelegado del Gobierno Francisco Fuentes.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en Motril junto al subdelegado del Gobierno Francisco Fuentes. / g. h.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, señaló ayer que la intervención que está llevando a cabo el Gobierno en las antiguas instalaciones militares del Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA-9) de Motril permitirá crear un centro de gestión de todo tipo de emergencias y no sólo las vinculadas a la inmigración irregular. Nieto precisó que será un "edificio versátil" que servirá también de recurso ante otras situaciones que requieran acoger temporalmente a los afectados, como un terremoto o un incendio; aunque el centro esté especialmente enfocado a dar una respuesta adecuada cuando haya un pico en la llegada de pateras.

El secretario de Estado señaló que desde el Ayuntamiento de Motril se solicitó la paralización de las obras y "se ha hecho", puesto que aunque creen que el carácter de emergencia y de interés nacional de la intervención permite que la licencia de obras y todo el trabajo previo puede subsanarse con carácter posterior, no quieren generar "un conflicto", y ahora se celebrarán varias reuniones con los vecinos del barrio para explicarles en qué consiste el proyecto. Las nuevas instalaciones, que se prevé que estén funcionando en agosto, se usarán cuando se produzcan oleadas de pateras y no haya plazas en los Centros de Internamientos de Extranjeros (CIE) para acoger a estas personas.

Se plantea así como "una solución" que "no obligue" a "poner en la calle" a los inmigrantes una vez transcurridas las 72 horas que establece la legislación española como tiempo máximo para tenerlos bajo custodia policial. El secretario de Estado de Seguridad recordó que esta clase de situaciones ya se dieron obligando a "activar soluciones de emergencia inadecuadas", mientras que con este nuevo centro se evitará que estas personas "deambulen por ahí sin tener un sitio donde comer, dormir o asearse tras la dura travesía" que acaban de realizar. "En el momento en que se generen plazas en los CIE, serán trasladados a ellos", precisó Nieto, que explicó que se han elegido las instalaciones del EVA-9 para este proyecto por ser el único edificio entre Algeciras y Cartagena que permitía conseguir esta clase de centro en un periodo corto de tiempo frente a otras opciones que se prolongarían durante al menos tres años, cuando la solución "se requiere ya".

Nieto justificó la urgencia en que Motril recibió en el primer trimestre del año el doble de inmigrantes que en el mismo periodo del año anterior, cuando también duplicó las cifras. El secretario de Estado también precisó que se incrementará la plantilla policial para la gestión propia del centro, aunque en caso de que se produzca una emergencia se dotará temporalmente de efectivos para hacerle frente. La previsión es que tenga una capacidad máxima de entre 350 y 400 personas, si bien Nieto cree que el uso habitual será con un número "muy inferior de personas".

El concejal de Urbanismo de Motril, Antonio Escámez, señaló que aún no se ha concedido la licencia de obra al proyecto y que las obras seguirán paralizadas hasta la reunión prevista la semana que viene con los vecinos para explicarles el objetivo del centro. La alcaldesa de Motril, Flor Almón, consideró "tranquilizadora" la explicación dada por el Gobierno y el hecho de que no vaya a ser un CIE sino "un centro de apoyo para momentos puntuales" ante la tendencia de aumento de entrada de inmigrantes, permitiendo que se hagan cargo de ellos el Ministerio y la Policía facilitándoles un "trato digno".

El encuentro se produce después de que el Ayuntamiento dictara orden de paralizar los trabajos para adaptar las instalaciones militares a la atención de inmigrantes y las autoridades locales solicitaran una reunión de urgencia para aclarar la finalidad de los trabajos. Tras la reunión las posturas entre el Estado y Motril llegaron a un posible punto de encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios