Provincia

Víznar, a la espera de la cesión de la finca en la que Lorca pasó su última noche

  • El Ayuntamiento quiere remodelar el espacio conocido como La Colonia

  • Está a la espera de que la Junta lo declare Lugar de Memoria

La finca fue comprada por la Junta en el año 2001, pero no se ha acometido ninguna actuación de recuperación. La finca fue comprada por la Junta en el año 2001, pero no se ha acometido ninguna actuación de recuperación.

La finca fue comprada por la Junta en el año 2001, pero no se ha acometido ninguna actuación de recuperación. / g. h.

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Víznar mantiene el objetivo de recuperar y dignificar La Colonia, la finca en la que estuvo Federico García Lorca antes de ser asesinado, aunque necesita que antes la Junta culmine la iniciativa de declararlo Lugar de Memoria y le ceda la titularidad.

El alcalde de este municipio del área metropolitana ligado a la suerte de Lorca, Joaquín Caballero, explicó a Efe que el proyecto para dignificar La Colonia y articular un proyecto que rememore a todos los represaliados que pasaron por ella continúa en pausa y condicionado a los protocolos de la Junta.

El Gobierno andaluz ya concluyó, en julio el año pasado, la fase de valoración para declarar como nuevo Lugar de Memoria Democrática La Colonia, un proyecto que continúa desde entonces su tramitación en sede parlamentaria.

"La actuación está pendiente de dos vías, porque estamos esperando la declaración de Lugar de Memoria de la Junta y que respondan a la petición del Ayuntamiento de una cesión del espacio", apuntó Caballero. El Ayuntamiento de Víznar ha formalizado la petición de cesión de La Colonia, una finca conocida también como Villa Concha que compró la Junta en 2001 pero en la que no se ha acometido desde entonces ninguna actuación de recuperación.

Este espacio, un antiguo molino ya derruido, fue lugar de veraneo para grupos de niños humildes de Granada hasta que el estallido de la Guerra Civil lo transformó en cárcel. Las milicias del bando nacional lo usaron para recluir allí a sus represaliados, entre ellos García Lorca, que pasó como otras víctimas sus últimas horas allí antes de ser fusilado en el barranco situado entre Víznar y Alfacar.

"Hasta que no tengamos la concesión de La Colonia no podemos dedicarle nada del presupuesto al proyecto", apuntó el alcalde de Víznar, que sabe que la Junta ya ha solicitado información para avanzar en los trámites.

Para acelerar este lento proceso, el Ayuntamiento ha logrado que la Diputación de Granada cree una línea presupuestaria destinada a remozar este espacio lorquiano, ahora sin dinero, pero un trámite que permitirá hacer una transferencia de crédito para iniciar los proyectos en cualquier momento.

"En cuanto tengamos la concesión podemos empezar a hacer proyectos para dedicarle ideas y dinero", resumió Caballero.

En la actualidad, del pasado de lo que fue una cárcel provisional y su relación con García Lorca queda poco más que un mirador con un monolito y los versos de un poema de Poeta en Nueva York.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios