Norte

Zújar, al norte de Granada, pide esclarecer la muerte del anciano que desapareció en Navidad

  • Cerca de 200 vecinos se concentran para saber cómo pudo aparecer el cadáver desmembrado

Momento de la concentración de los vecinos de Zújar en el Ayuntamiento Momento de la concentración de los vecinos de Zújar en el Ayuntamiento

Momento de la concentración de los vecinos de Zújar en el Ayuntamiento / E. P.

Unas 200 personas se han concentrado este sábado en Zújar, al norte de la provincia de Granada, para reclamar explicaciones de la muerte de Celso, el anciano de 89 años cuyo cadáver fue hallado desmembrado en enero hace ya mes y medio y tras no tener en este tiempo noticias de la autopsia.

El alcalde del municipio, Salvador Moreno, explicó en declaraciones a Europa Press, que nadie sabe "nada" de las circunstancias en las que murió este vecino, que sufría de demencia.

Celso no regresó a casa el pasado lunes 30 de diciembre, cuando fue a llevar a su mujer a la peluquería sobre las 17:00 horas. El hecho de que no se sepa aún qué pasó "da lugar a muchas especulaciones" y miedo en la población, afirmó el regidor zujareño.

El cadáver, que fue encontrado por un pastor de la zona el 9 de enero, permanece en el Instituto de Medicina Legal de Granada desde que fue descubierto, indicó el alcalde. Al cuerpo le faltaba un brazo, además de una pierna y parte de la otra extremidad superior, que ya habían sido halladas en días anteriores en las batidas realizadas por los cuerpos de rescate para intentar localizarlo.

El alcalde de la localidad, Salvador Moreno, afirma que hay “miedo” en Zújar

La concentración de ayer transcurrió en completo silencio frente al Ayuntamiento de Zújar, y estuvo organizada por familiares del anciano, quienes pidieron el esclarecimiento de su muerte y los acontecimientos posteriores.

"No sabemos nada acerca de las causas del fallecimiento, y vamos a realizar esta concentración silenciosa en Zújar, frente al Ayuntamiento", comentó una nieta del fallecido en Facebook. El alcalde Salvador Moreno consideró que si no hay contestación sobre el caso la familia probablemente volverá a manifestarse.

El varón estuvo desaparecido diez días. Tras localizarse restos humanos en una zona con perros cercana a un cortijo de las afueras de Zújar a principios de la semana en que se halló, se pudo comprobar, gracias al análisis de las huellas dactilares de una mano hallada, que estos correspondían a los del anciano que había estado en paradero desconocido. Pocos días después el jueves 9 encontró el cadáver un pastor de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios