Infraestructuras

Los agricultores paralizan el derribo de un puente en Chimeneas para “no quedar aislados”

  • Se han concentrado por segunda vez ante las máquinas para impedir la obra de la Diputación

Captura de Google Maps de la GR-3312 a su paso por Chimeneas Captura de Google Maps de la GR-3312 a su paso por Chimeneas

Captura de Google Maps de la GR-3312 a su paso por Chimeneas / G. H.

Agricultores de Chimeneas se situaron este martes por segundo día frente a las máquinas para impedir una obra ejecutada por la Diputación en un tramo de la GR-3312 donde hay un puente en mal estado que se pretende reconstruir, pues alegan que es el único punto que conecta con la pedanía de Castillo de Tajarja y que su intervención sin camino alternativo les deja “aislados” en plena campaña de aceituna.

Desde la Diputación de Granada indicaron que este tramo de la vía está muy deteriorado y “en riesgo de colapso”, al tiempo que han defendido que en su momento se ofreció a los afectados una serie de alternativas que les “parecieron bien”. Además de que la financiación que afecta a este proyecto viene condicionada a unos plazos de ejecución que si se incumplen pueden comprometer la finalización de la obra.

La alcaldesa de Chimeneas, María Ascensión Molina (PP), señaló que el asunto afecta a más de un millar de vecinos de ambos núcleos. Reclaman que no se derrumbe el puente hasta que no estén operativas otras vías para circular durante el tiempo que duren las obras.

“No vamos a aceptar que lo tiren hasta que no hagan una vía de acceso”, advirtió la regidora, que está participando en esta movilización vecinal y argumentó que este es el camino que usa “todo el mundo” para ir al campo y “estamos en la campaña de la aceituna”. Así, este martes varias decenas de personas volvieron a impedir el avance de las máquinas, como ya hicieran el lunes.

El diputado de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas, señaló que el recorrido de esta vía estaba muy deteriorado, con muchas ondulaciones y baches que lo hacen “prácticamente intransitable”. A ello se suma el tramo amurallado y soportado por un doble tubo de acero que está “en riesgo de colapso”.

Según relató, el proyecto que está en ejecución asciende a 1,2 millones de euros y viene de las llamadas inversiones financieramente sostenibles, las cuales tienen una serie de requisitos temporales que cumplir de acuerdo a la normativa. La obra debe ejecutarse este año y todos los trámites condicionados a este margen han llevado a que la ejecución coincida con la campaña de la aceituna.

Defendió que desde la dirección de obra se han dado alternativas para intervenir en dos fases y que los distintos usuarios puedan desarrollar su vida diaria a través de otros caminos, lo que “les pareció bien a los agricultores y a la alcaldesa” cuando se les planteó.

El diputado incidió en que el viejo camino señalado por los agricultores como alternativa está en un “terreno inestable” y los técnicos de Diputación ven “excesivamente peligroso” alternar el tránsito con la ejecución de la obra. Informó que ha citado a la alcaldesa para abordar el asunto, hacerle ver las alternativas a las que se comprometió la Diputación y llamar a la “sensatez” para “entre todos aportar al buen desarrollo de una obra imprescindible” cuya financiación viene condicionada a unos plazos de ejecución que si se incumplen pueden dejar el proyecto sin concluir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios