Provincia

La asesinada en Guadix tiñe de negro el primer trimestre del año

  • La provincia registra la menor cifra de víctimas de violencia de género de los últimos diez años, con cinco fallecidas

La vecina de Guadix fue asesinada en su domicilio. La vecina de Guadix fue asesinada en su domicilio.

La vecina de Guadix fue asesinada en su domicilio. / efe

El pasado mes de febrero, Pilar C., una vecina de Guadix de 56 años, fue asesinada a martillazos por su marido. Todo ocurrió la madrugada del domingo 4 de febrero en el domicilio conyugal tras una discusión, sin embargo, el homicida enterró el cadáver de la víctima en un paraje cercano a la vivienda y denunció su desaparición a la mañana siguiente. Finalmente, acabó confesando el crimen esa misma tarde y desde entonces permanece en prisión.

Esta vecina de Guadix fue la tercera víctima de violencia de género del año a nivel nacional, pero no la última. Tras ella, fueron asesinadas otras dos mujeres en las provincias de Málaga y Asturias, sin embargo, se trata del 'mejor' primer trimestre del año de la última década en lo que se refiere a fallecidas por violencia machista.

Las estadísticas no reflejan a los dos menores ahogados por su padre en Gijón

Pese a que se sigue investigando el de la mujer encontrada en una cuneta de la A-5 a la altura de Santa Cruz del Retamar (Toledo) hace una semana, el primer trimestre del año se ha cerrado con un total de cinco víctimas mortales por violencia machista. Así se desprende de la última estadística del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, actualizada el pasado 22 de marzo, por lo que no incluye este último caso ni siquiera en fase de investigación.

No obstante, de confirmarse este suceso como un nuevo episodio de violencia de género, la cifra continuaría siendo la más baja desde 2008, por debajo de la registrada en 2015, que fue 7, y 2009, cuando fueron asesinadas 9 mujeres. Por el contrario, en este mismo periodo de 2008 murieron 19 víctimas a manos de sus parejas o exparejas; en 2014, 18; en 2011, 17, una más que en 2017 y dos más que en 2016.

De las cinco mujeres asesinadas en lo que va de año, solo una había denunciado previamente a su agresor, aunque no se había solicitado ninguna medida de protección: se trata de la mujer de 46 años asesinada el 20 de enero por su expareja en Los Realejos (Tenerife). A este crimen le seguían el de otra mujer en Mazambroz (Toledo) a finales de enero; la vecina de Guadix el 4 de febrero; una de 44 años diez días después en La Viñuela (Málaga) y una última de 43 años en Gijón (Asturias).

Las estadísticas nada dicen por el momento de los dos hermanos ahogados por su padre en Getafe, con lo que la ficha de menores víctimas mortales no recoge ningún caso. Tampoco del hombre acuchillado por la expareja de su hijastra en Castellón quien sería una víctima indirecta de esta lacra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios