Provincia

Un centenar de inmigrantes duerme en la calle por la falta de espacio en Motril

  • La llegada de 400 personas rescatadas en menos de 48 horas desborda los centros de la Costa

Comentarios 1

Los rescatan en patera en el mar de Alborán. Son 153 inmigrantes entre los que se encuentran 19 mujeres y siete niños. Todos ellos son derivados a Motril tras haber sido recogidos en alta mar, pero a su llegada al Puerto se encuentran con que tienen que dormir "a la intemperie". No hay espacio en todo el municipio para alojarlos.

El Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) ubicado en la dársena motrileña está completo. La Policía Nacional no tiene sitio en sus dependencias. Y los polideportivos habilitados en la localidad para tal efecto también están colapsados. Tan solo Cruz Roja pudo habilitar sus instalaciones para atenderlos, llegando incluso a utilizar las habitaciones que normalmente sirven para el descanso de los voluntarios como refugio para las mujeres y los niños.

Al cierre de esta edición aún no había solución para evitar que pasaran la noche a la intemperie

El colapso en el CATE y en el pabellón de deportes municipal, el cual se había habilitado para acoger a los migrantes que llegaran en caso de necesidad, motivó ayer que más de 80 personas hayan tenido que pasar la noche a la intemperie en la dársena portuaria de Motril.

Pasada la medianoche, parte de los 153 inmigrantes que llegaron ayer se encontraban al aire libre esperando una posible y difícil solución por la falta de espacio que hay para acogerlos. Según pudo saber este periódico se estaba intentando mediar con Salvamento Marítimo para que el barco del servicio, que estaba camino de Almería, se diese la vuelta e hiciese noche atracado en el Puerto de Motril. De este modo, los inmigrantes podrían pasar la noche en la embarcación.

Sin embargo, si finalmente no pudo lograrse llevar a cabo esta medida -al cierre de esta edición seguía sin haber solución-, todo hace prever que los inmigrantes finalmente habrían tenido que dormir en la dársena portuaria.

Por momentos, antes que desembarcaran tras ser rescatados, se barajó que estas personas permaneciesen en el barco que los condujo hasta el Puerto de Motril, todo ello a expensas de que alguien les diese una solución que, por más que pasasen las horas, no llegaba.

Las carencias de espacio de Motril para la acogida de inmigrantes ya habían quedado en evidencia, pero nunca se había llegado a una situación como esta, pese al buen hacer de la Policía Nacional, Guardia Civil, Salvamento Marítimo y Cruz Roja por intentar solventar este problema.

Durante la jornada de ayer, Salvamento Marítimo rescató a 153 personas de tres pateras que, unidos a los más de 200 que aún permanecían repartidos entre el pabellón (150) y el CATE (más de un centenar), llegados en días anteriores, hacía imposible su reubicación en una instalación.

La Policía Nacional tan solo pudo alojar a 78 de ellos, dándole preferencia a los siete niños de corta edad y a las mujeres, lo que motivó que los 86 restantes, salvo que de madrugada finalmente hayan conseguido ser reubicados en el barco de Salvamento Marítimo, duerman al raso.

Los migrantes tumbados en el muelle se recostaban sobre el hormigón, apoyados simplemente con unas mantas que les proporcionaba Cruz Roja. Incluso, algunos de ellos carecían de esta prenda y estaban totalmente a la intemperie.

Pese a todo ello, un joven senegalés comentó a Granada Hoy que están contentos por haber llegado a tierra firme.

Salvamento Marítimo rescató ayer ocho pateras en el mar de Alborán con un total de 412 personas de origen subsahariano, entre ellas 35 mujeres, 11 niños de corta edad y dos bebés.

En el dispositivo de búsqueda que se inició tras recibir diversas llamadas desde Marruecos, alertando de la salida de varias neumáticas, participaron el avión Sasemar 101, un avión del Frontex, la Guardamar Polimnia y el SAR Mastelero.

La Guardamar Polimnia trasladó al Puerto de Motril a los integrantes de tres de las pateras, 153 personas, entre ellas 19 mujeres y 7 niños, donde fueron atendidos por voluntarios de Cruz Roja que intercalaban la atención a los migrantes de días anteriores con los llegados ayer para poder atender a todo el mundo.

Por su parte, el SAR Mastelero traslado a 259 migrantes, entre ellos 16 mujeres, 4 niños y dos bebés al Puerto de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios