Sucesos

Un detenido en Diezma (Granada) con 20 kilos de hachís en su maletero

  • La Guardia Civil ha investigado en otra operación a una vecina de Ogíjares al descubrir que traficaba con esta droga mediante envíos postales

Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil. Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil.

Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil. / R. G.

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 23 años y vecino de Almería como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes después de que su vehículo fuese interceptado en la localidad de Diezma (Granada) con 20 kilos de hachís en el maletero.

Una patrulla de la Guardia Civil interceptó el vehículo sobre las diez de la noche del pasado 11 de julio en la calle Real del municipio. Los agentes identificaron al conductor y su nerviosismo los puso en alerta, por lo que decidieron registrar el coche, y en el maletero encontraron una maleta que contenía veinte paquetes y en cada uno, diez pastillas de hachís de cien gramos por unidad. Tras la detención el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadix abrió una investigación para tratar de averiguar de dónde provenía la droga; a la vez se hizo cargo de la instrucción de diligencias, del detenido y de la droga y el coche intervenidos, para ponerlos a disposición judicial.

Tráfico de hachís a través de envíos postales

Por otra parte, la Guardia Civil de Maracena ha investigado a una joven de 22 años y vecina de Ogíjares por un delito contra la salud pública al descubrir que traficaba con hachís a través de envíos postales. Los operarios de Correos Express alertaron a la Guardia Civil sobre un paquete sospechoso que había llegado al centro de distribución que pudiera contener sustancias estupefacientes.

El equipo territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena se hizo cargo del paquete y lo trasladaron hasta el aeropuerto, donde comprobaron a través de las imágenes del escáner que podía contener una tableta de hachís.

Inmediatamente después, también en el aeropuerto, para asegurarlo, el perro antidroga de la Guardia Civil lo olisqueó y señaló de manera fehaciente que el paquete contenía droga. Una vez que el paquete fue abierto con autorización judicial delante de la propietaria, la Guardia Civil comprobó que el paquete contenía, entre otros objetos una tableta de resina de hachís que pesó 90 gramos. Ambas operaciones se enmarcan dentro del esfuerzo que la IV Zona de la Guardia Civil está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia para combatir el narcotráfico procedente del norte de África.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios