Entrevista. María José Hueltes. Presidenta de AGEyR “El emigrante hizo y sigue haciendo mucho por este país”

  • La presidenta de la Asociación de Emigrantes Retornados de Granada se muestra preocupada “por la situación sociolaboral de los jóvenes de hoy que emigran por obligación”

María José Hueltes, presidenta de la Asociación Granadina de Emigrantes Retornados (AGEyR), sabe de primera mano lo qué es ser emigrante retornada y asegura sentirse muy orgullosa del monumento –obra del escultor, Balbino Montaino– que este colectivo ostenta en la estación granadina de Renfe – “lugar perfecto, porque es de donde salieron los primeros emigrantes con su maletita de cartón”–, y que para ellos representa “un testimonio vivo de aquellas personas que salían por primera vez de esta ciudad, de sus pueblos a un mundo nuevo que no sabían qué le esperaba, pero que afrontaban con mucha ilusión porque iban en busca de una vida mejor”.

–Echar la vista atrás y volverla al momento actual... ¿Qué está sucediendo?

–Esa es una de nuestras preocupaciones, una realidad que en 2011 nos hizo replantearnos nuestras siglas. Tuvimos que añadir la ‘y’. Algo que en mis 25 años en la asociación jamás me habría imaginado. Ahora no solo asesoramos al emigrante retornado de la primera o segunda generación, si no también “lamentablemente” nos toca asesorar al nuevo emigrante, que otra vez tiene que coger rumbo y salir de nuestra querida tierra. Aunque es una migración diferente, porque nuestros jóvenes están muy bien preparados, este país ha invertido tiempo y esfuerzo en ellos, y la situación sociolaboral les lleva a una emigración por obligación.

–¿Qué hacen en la asociación con ellos?

–Les ayudamos con el idioma –aunque clases de idioma siempre se dieron en la asociación desde que se fundó en 1988 pero con el motivo de que nuestros familiares no olvidaran ese idioma que habían aprendido en su estancia–. También con la formación, orientación laboral, acompañamiento y mediación con empresarios alemanes. Y siempre les decimos que no se vayan nunca a la aventura...

–¿Por qué?

–Los que se van a la aventura se pueden encontrar con contratos que no son reales. Sobre todo cuando son para oficios, conductores... no es lo que les habían prometido. Nosotros les ayudamos en esto.

– ¿Hay menos emigración?

–Si vemos las estadísticas en los años 60-70 emigramos unos 2,5 millones de españoles al exterior. Sin embargo hoy en día estamos en la misma cantidad 2,2 millones. Han retornado en la última década unos 6.000 españoles.

–Entonces, ¿el retorno es bajo?

–Sí, desde 2012 han vuelto un 10% de los jóvenes que se fueron. El resto parece que han encontrado mejores condiciones. Se adaptan y las nuevas tecnologías también ayudan, por ejemplo, a mantener el contacto....en los años 60 las cartas llegaban cada tres o cuatro meses...

–¿Y qué servicios presta AGEyR al emigrante retornado?

–Un servicio técnico jurídico especializado con labores de acompañamiento en los trámites, asesoramiento sobre pensiones, viudedad, derechos y ayudas. También ofrecemos traducción de documentos, ayuda en la gestión de convalidación de títulos, orientación sociolaboral, información técnico jurídica sobre derechos adquiridos, ayuda en la gestión y tramitación de los mismos.

–El año pasado cumplieron 30 años como asociación ¿Cómo están en la actualidad?

–Hemos cerrado 2018 con 22.390 socios, y en la actualidad tenemos 22.500. Esto es un aval para nosotros de que estamos haciendo – todo el equipo tanto el voluntario como el técnico– un trabajo bien hecho. AGEyR atiende unas 42.000 personas, de las que el 72% son de la provincia; tenemos una media al día de 100 consultas, más las que se atienden por teléfono y correo electrónico –que está en aumento –, además las salidas a los pueblos. Hemos aumentado la plantilla: 19 trabajadores y 22 voluntarios.

–Llevan tiempo luchando para por una solución justa a la tributación de las rentas de los emigrantes...¿Cómo está este asunto?

–El emigrante retornado ha vivido un trato muy injusto cuando en 2014 la Agencia Estatal de la Administración Tributaria nos llamaba defraudadores, y de eso nada. Aquello fue una auténtica infamia. No obstante, hemos luchado y salido a la calle no solo por lo económico, sino para limpiar nuestra imagen. Fueron objeto de falta de información (por parte de la administración y profesionales) de un cambio normativo en materia tributaria. Esto ha hecho que algunos de los retornados volviesen a irse a Alemania, Francia... Y otros, que iban a retornar después de jubilarse, se están quedando hasta que no se solucione el problema.

–¿Y ahora?

–Sigue pasando, yo siempre digo que tributen los que hemos estado en el extranjero igual que los que tuvieron la suerte de no tener que salir... pero hasta ahora no lo estamos consiguiendo. Además desde 2015 también nos enfrentamos a la doble imposición de las pensiones de los emigrantes retornados de Alemania, imposición que habilita al Gobierno alemán a retener el 5% de sus rentas, cantidad que será o no reintegrada por la AEAT española dependiendo de la casuística personal de cada persona retornada. Un reintegro que la administración tributaria no facilita sino que ha instrumentado todo un procedimiento burocrático que pasa por la traducción de documentos que nuevamente acarrea al emigrante nuevos gastos y asesoramiento especializado. Este servicio, afortunadamente en Granada y en aquellas provincias donde hay asociaciones de emigrantes, está cubierto. No debemos de olvidar que el emigrante hizo y sigue haciendo mucho por este país.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios