No solo playa
  • El Geoparque de Granada ofrece una serie de actividades alternativas para los que no soportan la arena en los pies y prefieren la aventura a la tranquilidad

  • La Gran Senda de los Primeros Pobladores, una semana de aventuras en bicicleta con Patrimonio Cultural y lugares de descanso para recargar fuerzas

Un verano alternativo: Hacia rutas salvajes

Un verano alternativo: Hacia rutas salvajes Un verano alternativo: Hacia rutas salvajes

Un verano alternativo: Hacia rutas salvajes

Alberto Tauste / Dipgra

Escrito por

Tomás Serrano

Tradicionalmente, las vacaciones de verano suenan a las olas del mar y a la pisada de chanclas, huelen a salitre y saben a espeto, pero tras un año inusual, son posibles una vacaciones alternativas. Llega el momento de cambiar la nevera por la mochila y las chanclas por las zapatillas de montaña para saltar de la hamaca hacia rutas salvajes, todo sin moverse de Granada.

El Geoparque de Granada ofrece una serie de actividades alternativas para los que no soportan la arena en los pies y prefieren la aventura a la tranquilidad. La geología de la región, así como la arqueología y el legado cultural, unen a las distintas localidades que comprenden el Geoparque desde la prehistoria hasta nuestros días, territorios donde se encuentran los vestigios humanos y tradiciones ancestrales más antiguos del Continente europeo.

Un total de 47 municipios pertenecientes a las comarcas de Guadix, Baza, Huéscar y Montes conforman un total de 4.722km2 de Geoparque, con valles fluviales generados durante el Cuaternario, así como una gran parte de la Cuenca de Guadix–Baza y parte de las montañas que la delimitan. El territorio ha sido tradicionalmente conocido como una zona de las hoyas de Guadix y Baza. Además, el territorio logró ser declarado Geoparque Mundial de la UNESCO en julio de 2020, una oportunidad única para frenar la despoblación y dar a conocer al mundo su importancia como patrimonio cultural y etnográfico.

Qué mejor manera de conocer las peculiaridades del Geoparque de Granada que una rutas a pie en un entorno natural de una belleza singular en la provincia.

La Gran Senda de los Primeros Pobladores nos acerca a través del excursionismo a un exigente paraje de espectacular belleza repleto de badlands, ríos salvajes e historia. El recorrido tiene una duración de 6 días y comprende las poblaciones de Huéscar, Castril, Galera, Orce, Castilléjar y La Puebla de Don Fadrique.

Pasarelas río Castril Pasarelas río Castril

Pasarelas río Castril / Dipgra

El atractivo y gran dificultad del recorrido lo ha convertido en uno de los trekkings más destacados de Europa, casi una semana de aventuras y parajes por descubrir que no pueden pasar desapercibidos para los amantes de la naturaleza. Además, la Gran Senda de los Primeros Pobladores puede realizarse también corriendo o en bicicleta de montaña.

El recorrido se compone de seis etapas entre las que los participantes se pueden hospedar en una gran variedad de opciones durante el recorrido, desde las cuevas de Avelino, al Hostal Puerta de Andalucía, pasando por el Hotel Collados de la Sagra o las Casas Rurales de la Codorniz. 

Además, la ruta también ofrece la posibilidad de visitar distintos puntos que destacan por el Patrimonio Cultural, haciendo de esta ruta una alternativa vacacional deportiva y enriquecedora en todos los sentidos.

En el recorrido se puede encontrar el Monumento Natural de la Peña, que se encuentra integrado en el casco urbano de Castril, constituyendo un paraje de gran belleza y alto valor natural y cultural. Tanto el pueblo como su Peña se asientan en la margen izquierda del río, que en este tramo transcurre por un estrecho cañón de paredes casi verticales. La Peña tiene un mirador asombroso desde donde se divisa el espectacular relieve de las sierras más próximas y gran parte de la hoya de Guadix–Baza, y tendrá acceso desde la oficina municipal de turismo, junto a la iglesia, una vez finalicen las obras iniciadas para su adecuación turística. Al pie de este monumento se puede iniciar el recorrido del sendero de la Cerrada, que inicia en la cara norte de la Peña y recorre todo el cañón en dos tramos, uno que se hace a través de una pasarela volada sobre el río y otro que lo cruza por un corto puente colgante, continuando por un túnel, desembocando en un paraje que siguiendo otro puente y un camino nos conduce al pueblo, finalizando el trayecto por la cara este del Monumento. El acceso al inicio del sendero se realiza o desde la iglesia o desde el parque de la Arboleda Perdida.

Monumento Natural de la Peña Monumento Natural de la Peña

Monumento Natural de la Peña

También se puede visitar el Parque Municipal Rodríguez Penalva, un espacio lúdico en el que relajarse y disfrutar de un agradable paseo, en el que además existe una zona donde se encuentran situados los columpios para que niños puedan jugar. 

En Castril se puede visitar el Centro de Interpretación PN Sierra de Castril, un edificio de tres plantas para conocer la sierra desde una perspectiva diferente. En la planta principal se encuentra una sala de recepción con una tienda de productos de la zona y una sala de usos múltiples utilizada como sala de proyecciones, exposiciones y conferencias, además de un balcón mirador, que ofrece unas magníficas vistas sobre el conjunto histórico del pueblo y el río. La planta baja alberga exhibiciones permanentes sobre la etnografía serrana, los ecosistemas fluviales, y la geología y ecología del Parque Natural para conocer más a fondo el entorno visitado, mientras que en la primera planta se encuentra una gran maqueta del Parque Natural y su entorno.

El visitante puede introducirse en la Sierra de La Sagra, el punto más alto de la cordillera Subbética y del altiplano granadino, que se encuentra entre los términos municipales de Huéscar y Puebla de Don Fadrique, un enclave que destaca por su condición de sierras calizas (La Sagra, con sus 2.381 metros se erige como el pico calizo más  elevado de Andalucía) que las hacen destacar como paisaje kárstico, caracterizadas por restos de encinares, pinares de vertientes escabrosas, sabinares singulares, flora post-glaciar de gran interés, y una fauna compartida con la sierra de Castril.

Camino Cerro Redondo Camino Cerro Redondo

Camino Cerro Redondo / Dipgra

Y por qué no disfrutar del Parque Natural de la Sierra de Castril, conformado por barrancos y valles encajados con bellas cascadas conforman este espacio natural de barrancos y valles encajados con bellas cascadas que dibujan este espacio natural, conocido también entre los espeleólogos por sus interesantes simas y grutas, además de una flora endémica de primer nivel compartida con el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, bosques de ribera muy interesantes, abundantes poblaciones de nutria y una variedad muy pura desde el punto de vista genético de trucha común, que hacen de este Parque un enclave de alto interés para el visitante amante de la naturaleza.

La Gran Senda de los Primeros Pobladores también discurre por la Cerrada de La Peña, un itinerario que recorre el cañón al pie de la Peña, y que fue construido por el Ayuntamiento para fomentar el turismo y el uso recreativo del monumento. Se inicia en la cara norte de la Peña y consta de un pasadizo encaramado a la pared caliza que recorre todo el cañón en dos tramos. En el primero a una altura aproximada de cinco metros sobre el nivel del río, se recorre sobre una vereda artificial de hierro y madera. El segundo cruza el río por un corto puente colgante y se continúa por un túnel que transcurre paralelo al cauce, y que desemboca en un paraje con otro puente y un camino que nos conduce al pueblo por la cara Este del monumento.

Atardecer en el pantano Atardecer en el pantano

Atardecer en el pantano / Dipgra

Destaca en el recorrido la Cerrada de Lézar, un sendero presidido por sus impresionantes paredes de roca caliza, que albergan una interesante muestra de vida vegetal y animal. El sendero permite la contemplación de otros ejemplos de la belleza del paisaje de estas tierras, como las vistas panorámicas sobre el valle del Castril o las formaciones de vegetación natural de encinas y pinos, de sauces espléndidos o de cornicabras y almeces.

El patrimonio etnográfico de la ruta es otro de sus grandes atractivos, conocer el pasado de los que habitaron en este paraje es esencial para entender su pasado.

En el Museo de la Puebla de Don Fadrique se puede realizar un recorrido por los oficios tradicionales a través de escenas representadas en maquetas a escalas.

Cuando la situación sanitaria lo permita, también se debe tener en cuenta la posibilidad de realizar esta senda coincidiendo en el calendario con las conocidas fiestas de San Antón y San Sebastián, o con la icónica Semana Santa de Huéscar con una tradición de cuatro siglos, así como la fiesta local de los Cascaborros en La Puebla de Don Fadrique, declarada Interés Turístico de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios