Sucesos

Rescate extremo en Granada: logran salvar a un hombre atrapado en un coche en llamas tras un accidente

  • El conductor había quedado semiinconsciente a consecuencia del impacto

  • Cuando los agentes de la Guardia Civil consiguieron sacar al accidentado sus zapatos ya estaban ardiendo

El coche en llamas accidentado en Moraleda, en el que quedó atrapado el conductor.

El coche en llamas accidentado en Moraleda, en el que quedó atrapado el conductor. / G. H.

Colisionó contra la fachada de una vivienda, algo que hizo que el coche que conducía comenzase a arder. A consecuencia del impacto, el conductor había quedado semiinconsciente, motivo por el que no podía abandonar el vehículo, cada vez más invadido por las llamas. Sin embargo, la urgencia en las llamadas de los vecinos, que presenciaron el accidente, y la rápida actuación de la Guardia Civil, que logró sacar a la victima cuando el fuego ya había alcanzado sus zapatos, propiciaron que este hombre salvase su vida. Esto fue lo que ocurrió la tarde del 12 de enero en la calle Pintor Velázquez de la localidad granadina de Moraleda de Zafayona

Cuando la patrulla de la Guardia Civil llegó al lugar del accidente las llamas habían invadido el interior del coche y los zapatos de la víctima ya estaba ardiendo. Los agentes tuvieron que luchar denodadamente con una de las puertas del vehículo para conseguir sacar al accidentado antes de que éste sufriera graves quemaduras.

El accidente ocurrió sobre las 19:20 horas del pasado día 12 de enero. Tras el impacto contra la fachada de una vivienda el coche comenzó a arder. Los vecinos que fueron testigos del hecho llamaron rápidamente a la Guardia Civil y la patrulla de Salar que se encontraba cerca tardó apenas tres minutos en llegar al lugar del accidente.

El vehículo quedó incrustado en la pared de una vivienda. El vehículo quedó incrustado en la pared de una vivienda.

El vehículo quedó incrustado en la pared de una vivienda. / G. H.

Los agentes comprobaron que el conductor estaba aún dentro del coche, semiinconsciente, sangrando y echado sobre el asiento del acompañante; que las llamas habían invadido el habitáculo y que incluso los zapatos de la víctima ya estaban ardiendo; y que todas las puertas del coche estaban cerradas. Así que optaron por forzar la puerta del acompañante y sacar por ahí al herido. Fue tal el ímpetu que cuando la puerta se abrió golpeó en la cabeza a uno de los agentes, que resultó herido leve.

Después de sacar a la víctima del coche, intentaron sofocar el fuego con el extintor del vehículo patrulla, pero no lo consiguieron por la intensidad de las llamas. El fuego tuvo que ser apagado finalmente por los Bomberos de Loja. Mientras tanto una ambulancia había evacuado al herido hasta un hospital de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios