Enfermedades infecciosas

Dificultades para acceder a los nuevos tratamientos contra la hepatitis

  • La OMS y la Sociedad Internacional del Sida creen conveniente una bajada del precio y solicitan la implicación de los gobiernos para mejorar el acceso a tratamientos innovadores.

En la última semana se han dado dos peticiones que animan a agilizar el acceso a tratamientos contra la hepatitis C. El primero, má global, ha venido de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha publicado su primera guía de práctica clínica para la hepatitis C, enfermedad que afecta a entre 130 y 150 millones de personas a nivel mundial, y ha defendido que los nuevos tratamientos para combatir esta enfermedad tienen que ser más asequibles para estar disponibles para toda la población afectada. Este organismo de Naciones Unidas ha realizado una revisión exhaustiva de toda la evidencia científica que rodea al diagnóstico y tratamiento de esta patología coincidiendo con la disponibilidad de nuevos medicamentos orales más eficaces y seguros, y con la esperanza de que en los próximos años se apruebe alguno más. "Hay que ayudar a los países a mejorar el tratamiento y la atención de los pacientes con hepatitis C", ha reconocido Stefan Wiktor, responsable del Programa Mundial de la OMS contra esta enfermedad, quien confía en que esto sirva para reducir las entre 350.000 y 500.000 muertes que provoca cada año.

Para ello, ha asegurado que trabajarán con los gobiernos nacionales para introducir las directrices de su guía como parte de sus programas de tratamiento, y que su apoyo también se centrará en lograr que los nuevos tratamientos sean accesibles para todos.

Por otro lado, la Sociedad Internacional del Sida (IAS) ha remitido una carta en la que solicitan un abaratamiento de precios para la disponibilidad en el mercado de un medicamento, Sofosbuvir. Según indica el comunicado emitido por Françoise Barré-Sinoussi, viróloga y ganadora del Premio Nobel por su trabajo en el VIH, y presidenta de la Sociedad Internacional del Sida (IAS).desde la IAS, el precio de dicho medicamento "no resulta sostenible para la mayor parte de los sistemas sanitarios, ni siquiera los de los países más ricos. Es demasiado caro para países de ingresos medios como Ucrania, donde la epidemia de hepatitis C está fuera de control. Aunque Gilead ha ofrecido un descuento considerable a Egipto (uno de los países con la tasa más elevada de hepatitis C del mundo), el precio sigue siendo demasiado elevado", indican. Al menos otras 4 empresas están desarrollando fármacos contra el VHC que se espera que estén disponibles en un plazo de aproximadamente de 12 a 18 meses. "Sabemos que estas empresas ya están basando su política de precios en función de los fijados por Gilead. Es probable que sus fármacos cuesten lo mismo o solo un poco menos, lo que contribuirá a que el tratamiento contra el VHC siga siendo inalcanzable económicamente", subraya Francoise en su comunicado. Creemos que si esta empresa reduce drásticamente el precio de Sofosbuvir, las ventas se incrementarían tanto que el volumen compensaría la reducción del precio, lo que permitiría al laboratorio continuar manteniendo sustanciosos beneficios.

"El tratamiento de la hepatitis C es actualmente inasequible para la mayoría de los pacientes que lo necesitan, por lo que el reto ahora es asegurar que todos los que necesitan estos medicamentos puede acceder a ellos", ha añadido Peter Beyer, responsable del departamento de Medicamentos Esenciales de la OMS. Para este experto, la enfermedad debe combatirse a través de una "estrategia en varios frentes" que permita mejorar el acceso al tratamiento.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios