Salud y Bienestar

Nueva vía para evitar el rechazo de órganos trasplantados

La ciclosporina A, un inmunosupresor muy utilizado en los trasplantes suele tener unos resultados excelentes, pero puede originar toxicidad renal que se manifiesta con un deterioro del funcionamiento de los riñones y la aparición de lesiones en las células renales. Investigadores de la Red de Investigación Renal, que pertenece al Instituto de Salud Carlos III, han confirmado que la ciclosporina produce alteraciones funcionales y morfológicas de las mitocondrias. Según los autores, a partir de la Vitamina E se podrían desarrollar tratamientos para evitar la toxicidad mitocondrial y, la muerte celular programada que provoca la ciclosporina y evitar la toxicidad provocada por el inmunosupresor en trasplantados.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios