Política santaria

"Reformar lo insostenible", clave para un sistema sanitario con futuro

  • El ex consejero catalán Xavier Pomés gana el Premio Reflexiones a la Opinión Sanitaria, y Marina Geli recibe un accésit por su defensa de un pacto político.

"Para continuar garantizando el a todos debemos limitar el todo". Así de rotunda es la receta para un sistema sanitario con futuro del ganador del XI Premio Reflexiones a la Opinión Sanitaria, Xavier Pomés, que considera "necesario abordar medidas estructurales" más allá de las ya "adoptadas sobre costes asistenciales, gastos de farmacia y salarios de los profesionales". A juicio del médico, exconsejero de Sanidad catalán y actual director de Planificación y Relaciones Institucionales de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, es hora de pedagogía política: "Forzosamente habrá prestaciones, en ningún caso básicas, que deberán ser excluidas totalmente o en parte del Sistema Nacional de Salud y asumidas por los ciudadanos".

Se trata, según Pomés, de afrontar tal reestructuración "junto con los profesionales". Primero, consensuando las "líneas rojas de nuestro modelo sanitario" -equidad, acceso a las tecnologías y tratamientos modernos y eficientes, innovación e investigación- que no se deben cruzar. Y segundo, abriendo "un debate sereno y amplio de miras" de las instituciones sociales para "revisar prestaciones que no son ni prioritarias ni eficientes" y apuntalar así nuestro sistema sanitario equitativo y universal.

"Hay que preservar lo bueno, pero sin miedo a reformar lo insostenible que puede hacerlo inviable", remachó en nombre de Pomés -que no pudo asistir a la entrega del premio convocado por Sanitaria 2000 y la Fundación AstraZeneca- la directora de Proyectos e Innovación de su organización, Emilia Sánchez Chamorro, que sugirió "seguir por la senda de la complementariedad público-privada". Una idea que también apoyó la ex consejera de Sanidad catalana Marina Geli, quien recibió uno de los seis accésits concedidos por su defensa de "un pacto sanitario a tres niveles: político, profesional y ciudadano".

Geli empezó por la autocrítica, porque "no hicimos los deberes cuando debíamos, y ahora es una obligación moral", y porque "hicimos demasiado paternalismo durante bastantes años", y ahora toca "ser valientes" y "pensar en la España de 2030". Pero respaldó con firmeza a un sector sanitario maduro y "con estándares internacionales", y que "debe tener futuro" porque "puede sacar de la crisis" al país. "No estoy para fracturas ni rupturas sociales", recalcó al abogar por "un diálogo sereno desde las diferencias" y por recuperar "el espíritu de la transición" para no "perder el futuro".

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios