Entrevista. Amelia Ávalos. directora gerente del Hospital Vithas La Salud “La Salud es hoy el hospital más seguro para el paciente granadino”

  • El Hospital Vithas La Salud obtiene la acreditación 'Joint Commision International' (JCI)

  • Este distintivo solo lo poseen 15 hospitales en toda España y es el único en la ciudad de la Alhambra

Amelia Ávalos, directora gerente del Hospital Vithas La Salud Amelia Ávalos, directora gerente del Hospital Vithas La Salud

Amelia Ávalos, directora gerente del Hospital Vithas La Salud / Carlos Gil (Granada)

Granada cuenta desde hace unos días con uno de los 15 hospitales de España con la acreditación 'Joint Commission International' (JCI), que solo evalúa a organizaciones sanitarias. Un sello que garantiza la calidad tanto en la atención al paciente como en la gestión integral de toda la organización hospitalaria. Se trata del Hospital Vithas La Salud, el primero y único en Granada con este distintivo internacional de gran exigencia, que se refleja en casi los 2.000 estándares sanitarios mundiales con los que el centro tiene que cumplir para garantizar una atención con los más altos niveles de excelencia y seguridad; incluso contempla “criterios que van más allá de la legislación española”. Amelia Ávalos, directora gerente del Hospital Vithas La Salud, asegura que “es un éxito haber conseguido una acreditación que tienen tan pocos hospitales”. Someterse a este examen, que han aprobado a la primera, ha sido una experiencia en la que “el compromiso de nuestro personal –desde el médico a la limpiadora– ha sido asumido desde el principio y trabajado a diario”. La evaluación –durante cinco días– es rigurosa, y los evaluadores pueden dirigirse a cualquiera –personal y pacientes–, a quienes ponen a prueba indiferentemente.

–¿Qué supone para ustedes esta acreditación?

–Que hoy el Hospital La Salud es el más seguro para el paciente en Granada. Estos estándares están centrados fundamentalmente en la protección del paciente y en hacer el proceso dentro del hospital lo más seguro para su mejora o curación. Esta acreditación lo que hace es vigilar y prevenir cualquier incidente que pueda producirse.

–¿Por ejemplo?

–A todos los pacientes a su llegada se les evalúan muchas más constantes vitales que en cualquier otro hospital. ¿Por qué? Porque un paciente que esté completamente sano y entré en una cirugía, desde el punto de vista de un estándar internacional debe estar mucho más controlado; porque aunque no seas hipertenso te puede dar una subida de tensión... Todo eso se controla tomando constantes en mayor número y frecuencia de lo que habitualmente se hace. Se valora el riesgo nutricional porque puede ser que venga a operase de una rodilla y arrastré un problema nutricional o en el transcurso de su ingreso tenga un episodio de desnutrición... Se evalúa continuamente el riesgo que pudiera tener por prevenir, siempre prevenir, prevenir... Se identifica muy bien al paciente, doble identificador, se tiene un plan detallado de catástrofes, otro de evacuación detallado de simulacros en todo el hospital. Fundamentalmente esta acreditación evalúa todo el proceso del hospital siempre desde la perspectiva de la seguridad del paciente.

"Todos los días tienen que ser un día de acreditación JCI porque es una mejora continúa que garantiza máxima calidad”

–¿Cómo se consigue?

–Trabajando, sobre todo los profesionales porque lo que evalúa esta acreditación es cómo trabajan los profesionales. No cómo trabaja dirección, sino que lo hace a pie de cama...El proceso es complicado, tienes que conocer los casi 2.000 estándares, ver cómo cumplirlos y adaptarlos y aplicarlos al funcionamiento del hospital. A partir de hay tienes que facilitar y administrar los recursos que necesitas. Y esa es la parte fácil. Luego tienes que liderar un cambio cultural porque es un forma de trabajar diferente. 'Joint Comission' parece un poco al protocolo de despegue de un avión, siempre se confirma todo, se pregunta todo dos veces, si un médico quiere cambiar una medicación la enfermera está obligada a repetir en voz alta, el médico está obligado a confirmarlo... todo esto son rutinas. Y contamos con un personal formado y comprometido.

–Conseguir el sello JCI es un logro que tendrán que revalidar cada tres años. Os toca mantenerlo.

–Sí, pero eso es lo que nos gusta de esta acreditación. No tiene mucho sentido llegar a una cima conseguirla y quedarte allí quieta. Y es por eso por lo que escogimos la JCI por su perspectiva internacional y su alto nivel de exigencia. Todos los días tienen que ser un día de acreditación Join Comission International porque es una mejora continúa que garantiza la máxima calidad.

"Tienes que liderar un cambio cultural porque la acreditación te exige una forma diferente de trabajar”

–¿Cuánto tiempo llevan trabajando en este camino?

–En el 2014 hicimos la primera evaluación diagnóstica de la Join Comission International para saber cómo estábamos y qué teníamos que hacer. Desde 2015 estamos trabajando para conseguirlo.

–En 2016 os trasladasteis a las instalaciones actuales ¿Cómo ha sido el cambio?

–Nosotros decidimos acreditarnos en la JCI antes de hacer el hospital. De hecho, uno de los evaluadores de la acreditación se fija únicamente en el tema técnico de las instalaciones por lo que es muy importante que estas interactúen con el paciente. Este es un hospital que se ha construido en el siglo XXI, el único en Granada. El cambio fue duro, pero lo que es nuevo siempre funciona bien. Contamos con un plan de revisiones preventivo y de seguridad ante cualquier fallo que pueda pasar de modo, incluso, accidental porque si todo lo previenes los accidentes no existen. Mucho sistemas de revisión, de alarma, evaluaciones que garantizan que antes de que ese equipo toque al paciente ha sido chequeado de manera preventiva. Necesitas que tus instalaciones tengan unos controles, que no puedes tener cuando es un hospital antiguo.

–Comentaba usted que tienen plan de catástrofes detallado...

–Sí, esta acreditación te obliga a detectar los riesgos externos que tienes en tu entorno y los controles. Contamos con un plan para defendernos, por ejemplo, de las situaciones que se produzcan en los hoteles que hay alrededor; o uno de catástrofes por si ponen una bomba en la Alhambra,porque somos el hospital más cercano al monumento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios