Salud y Bienestar

Un grupo malagueño de enfermería publica un manual de formación para el voluntario

  • Capacidad de empatía y facilidad de comunicación son claves para atender al niño

Tres enfermeras de la Unidad de Oncohematología del Hospital Materno Infantil del Hospital Regional de Málaga han elaborado un Manual de Formación del Voluntariado en Pediatría, concebido como herramienta formativa para los miembros de las asociaciones y fundaciones que desempeñan labores de acompañamiento y actividades lúdicas con los niños hospitalizados y sus familiares en el centro sanitario. Según Francisca Muñoz, una de las autoras, "la obra ofrece un testimonio de primera mano sobre las necesidades de los pacientes y sus familiares ya que el cuerpo de enfermería es un profesional en contacto directo con ellos, está a pie de cama". En este sentido, la atención al paciente tiene una amplia dimensión holística donde es importante tanto el tratamiento terapéutico como las condiciones psicosociales que envuelve la hospitalización de la persona.

Además de la información ofrecida sobre la organización, estructura y actividad del Área de Pediatría del Hospital Materno Infantil, la obra incide en la preparación que el voluntario ha de tener en lo que a habilidades sociales se refiere, conocimientos básicos sobre las necesidades de los usuarios con los que va a entrar en contacto e indicaciones sobre cómo ha de ser su relación con el paciente, su entorno familiar y social, aspectos éticos, normativas legales e internas del centro hospitalario. "Los distintos colectivos de voluntariado cada día desean tener más formación y grado de conocimiento para poder desempeñar su tarea", dice Francisca Muñoz. Capacidad de empatía y facilidad de comunicación, así como disposición a la escucha activa, son cualidades que definen al voluntario en el manual y que favorecen la participación activa de los familiares en el proceso asistencial del niño.

La elaboración del manual se enmarca en el Plan de Calidad de la Consejería de Salud en el que se aboga por un sistema sanitario más participativo y bidireccional en el marco de las relaciones con el ciudadano. Según la enfermera, "en una sociedad del bienestar el papel del voluntario es fundamental pues cubre necesidades. Por ejemplo, yo como enfermera tengo a 10 pacientes a mi cargo y no puedo dedicarles todo el tiempo que quisiera a cada uno con estímulos de ocio y compañía; lo hacen los voluntarios".

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios