Estudio sobre las propiedades del brócoli Investigan un compuesto del brócoli que suprime el crecimiento tumoral

  • La teoría apunta al rol de un gen conocido como WWP1 y a una enzima que lo inhibe 

El brócoli es una planta crucífera con alto contenido en vitamina C y fibra alimentaria. El brócoli es una planta crucífera  con alto contenido en vitamina C y fibra alimentaria.

El brócoli es una planta crucífera con alto contenido en vitamina C y fibra alimentaria. / Pixabay

Con una larga relación con la disminución del riesgo de cáncer, el brócoli y otras verduras crucíferas, la familia de plantas que también incluye coliflor, coles de Bruselas y col rizada, contienen una molécula que inactiva un gen que se sabe que desempeña un papel en una variedad de cánceres humanos comunes. En un nuevo artículo publicado este jueves en Science, investigadores, dirigidos por Pier Paolo Pandolfi, director del Centro de Cáncer e Instituto de Investigación del Cáncer en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, demuestran que la detección del gen, conocido como WWP1, con el ingrediente encontrado en brócoli suprimió el crecimiento tumoral en animales de laboratorio propensos al cáncer, según recoge Europa Press.

“Encontramos un nuevo jugador importante que impulsa un camino crítico para el desarrollo del cáncer, una enzima que se puede inhibir con un compuesto natural que se encuentra en el brócoli y otras verduras crucíferas”. Esta vía emerge como un talón de Aquiles al que podemos dirigirnos con opciones terapéuticas”. Un gen supresor de tumores conocido y potente, el PTEN es uno de los genes supresores de tumores mutados, eliminados, regulados o silenciados con más frecuencia en los cánceres humanos. Ciertas mutaciones hereditarias de PTEN pueden causar síndromes caracterizados por la susceptibilidad al cáncer y defectos del desarrollo.

Debido a que la pérdida completa del gen desencadena un mecanismo irreversible y potente a prueba de fallos que detiene la proliferación de células cancerosas, ambas copias del gen (los humanos tienen dos copias de cada gen, una de cada padre) rara vez se ven afectadas. En su lugar, las células tumorales muestran niveles más bajos de PTEN, lo que plantea la cuestión de si restaurar la actividad de PTEN a niveles normales en el entorno del cáncer puede desencadenar la actividad supresora de tumores del gen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios