tecnología

Las técnicas de diagnóstico rápido mejoran el uso racional de antibióticos

  • Ante el aumento de las resistencias a antibióticos, los microbiólogos buscan soluciones que también pasan por la concienciación de la población en el uso racional de los mismos

Las técnicas de diagnóstico rápido permiten identificar al causante de la infeccion lo antes posible. Las técnicas de diagnóstico rápido permiten identificar al causante de la infeccion lo antes posible.

Las técnicas de diagnóstico rápido permiten identificar al causante de la infeccion lo antes posible. / archivo

El consumo de antibióticos a nivel mundial se ha incrementado en un 39% desde el año 2000, según recientes estudios internacionales. Sin embargo, el dato más preocupante es que para 2030 se espera que el consumo de antibióticos sea un 200% mayor que en 2015. Un dato que va a marcar un incremento en las resistencias a antibióticos, un problema sanitario de orden mundial según la Organización Mundial de la Salud.

De hecho, en palabras de Bruno González-Zorn, investigador de la Universidad Complutense de Madrid, "España es uno de los países con más resistencias a antibióticos de la Unión Europea", y es que paralelamente "somos uno de los países que consume más antibióticos tanto en veterinaria, como en Atención Primaria". El experto insiste en que no se trata de evitar el uso de antibióticos, sino su mal uso. Al fin y al cabo, los antibióticos y las vacunas son los dos grandes responsables de la disminución de la morbimortalidad y del aumento de la esperanza de vida en el s.XX y, por lo tanto, hay que seguir trabajando en los mismos.

La otra idea clave en la lucha contra las resistencias es que hay que tener una visión global, lo que se conoce como 'One Health', puesto que las bacterias que causan las infecciones se mueven de un lado a otro. Pese a ello "no vamos a evitar que las bacterias se hagan resistentes".

Por su parte, Jaime Esteban, microbiólogo del Hospital Fundación Jiménez Díaz y secretario de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, explica que hay muchas vías abiertas en busca de soluciones a este problema. En primer lugar, la búsqueda de nuevos antibióticos, aunque la realidad es que desde finales de 1980 no se han comercializado antibióticos novedosos, y la OMS solo prevé diez nuevos lanzamientos para los próximos años. Así, la siguiente cuestión es hacer más eficiente el uso de antibióticos, para al menos disminuir el porcentaje de resistencias.

"Lo más importante de cara al paciente es que tenga claro que no tiene que tomarlos por su cuenta", puesto que no valen para todo. "No es algo que uno pueda consultar en internet, es algo que tiene que valorar un profesional", insistiendo en el peligro de tomar antibióticos sin receta médica, para problemas como un resfriado común, en los que además de no ser eficaces, pueden provocar efectos secundarios.

La otra medida importante es la apuesta por técnicas de diagnóstico rápido, que permitan identificar la infección lo más precozmente posible para dar el tratamiento más adecuado. Según Jaime Esteban estas nuevas técnicas permiten tener un resultado en vez de en días, como ocurre actualmente con los cultivos, en apenas unas horas. Se trata por tanto de poder ser más precisos en los tratamientos, "utilizando aquellos medicamentos que sean activos frente al microorganismo que causa la infección en concreto", y evitando que ante la falta de un diagnóstico, de modo preventivo, se prescriba un antibiótico que quizás luego se demuestre que no habría sido necesario.

Respecto a cuáles son estas técnicas, el microbiólogo apunta que "hay muchas, algunas muy antiguas, pero en los últimos tiempos se han desarrollado sobre todo técnicas de biología molecular, basadas en la detección de ácidos nucleicos, que permiten detectar un grupo o un microorganismo concreto en un periodo de tiempo muy corto".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios