Semana Santa Granada 2009

Domingo de Ramos: Perfección el primer día

  • La Semana Santa se estrenó de la mejor forma posible, con buen tiempo, las cinco cofradías del día en la calle y con un lleno absoluto en la ciudad, preludio de lo que se espera los próximos siete días.

Perfecto. Así resultó el Domingo de Ramos de Granada, el primer día de la Semana Santa que se esperaba con impaciencia y que sin duda cumplió con todas las expectativas de cofrades y visitantes. La ciudad estuvo repleta de gente siguiendo las cofradías en el conocido ya en el mundo cofrade como el día de los misterios por la calidad de los pasos y las cuadrillas de costaleros que hacen estación de penitencia este día. El tiempo acompañó y dio el toque de calidad a la jornada, que se vivió intensamente desde primera hora de la mañana. No en vano, suele ser ya tradición pasear por las calles del centro y visitar los templos de las cofradías que salen el Domingo de Ramos.

Borriquilla

La cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén, conocida como la ‘Borriquilla’, fue la encargada de abrir el Domingo de Ramos y por tanto la Semana Santa granadina. Y eso se nota cada año en la cantidad de personas que se congregan en la calle San Jerónimo y San Juan de Dios para ver salir los pasos desde el Perpetuo Socorro. Familias enteras que llevan a sus hijos (algunos viviendo su primera Semana Santa), cofrades que quedan para iniciar la semana, jóvenes que aprovechan para iniciarse en este mundo y mayores que disfrutan viendo a esta cofradía, que alcanzó hace ya unos años una gran calidad estética y cofrade con la creación del misterio, de los más bellos de la Semana Santa andaluza.

Con unos diez minutos de retraso se produjo el acto simbólico del inicio de la Semana Santa. La cofradía de Santa María de la Alhambra llamaba con la llave de orfebrería a las puertas del Perpetuo Socorro en ese acto simbólico que supone la apertura oficial de la fiesta. Este año el encargado de dar esa llamada fue el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, acompañado por el hermano mayor de la Alhambra, José Luis Ramírez, y el pregonero oficial de la Semana Santa, Antonio Olivares. Dentro del templo, el hermano mayor de la ‘Borriquilla’ abría las puertas con ayuda del arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, que un momento antes acabada de dar la primera ‘levantá’ del misterio. Una llamada al paso que su capataz, Alberto Ortega, daba por el “sí a la vida” en una alusión directa a la campaña de la Iglesia contra la reforma de la ley del aborto. “No nos hacen falta lazos blancos. Nuestra muestra es la cantidad de niños que llevamos delante”, dijo Ortega a sus costaleros.

Después, otro recuerdo a Antonio Sánchez Osuna, maestro de capataces que falleció el año pasado y por el que se repitieron también varias ‘levantás’ en otras cofradías.

La estética del paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén fue perfecta. La indumentaria de las imágenes –el Cristo estrenaba túnica color hueso–, el exorno floral y el dorado del paso ha hecho que se convierta en uno de los mejores pasos de esta representación iconográfica de Andalucía.

Delante, un cortejo un poco más mermado en número de nazarenos pero con un buen séquito de niños hebreos que pronostican un buen futuro para la cofradía.

El paso de palio de la Virgen de la Paz sorprendió gratamente con el adorno de orquídeas y la vestimenta como cada año perfecta de la imagen, a la que no quitaron ojo las decenas de enfermos que contemplaron el discurrir de la cofradía desde el hospital de San Rafael y que hicieron estación de penitencia simbólica con los pasos en los minutos que duró el tránsito ante su ubicación.

Cautivo

La cofradía de Jesús Cautivo y la Virgen de la Encarnación fue la sorpresa del día por la evolución de su presentación en la calle. La hermandad estrenaba túnicas de sarga marrón en sustitución del raso, se eliminaron los farolillos que portaban algunos tramos y se utilizó la cera roja por el carácter sacramental adquirido por la corporación este año.

Jesús Cautivo se presentó con calvario de iris morado que resaltaba aún más la figura solitaria, resignada y cabizbaja del nazareno de túnica blanca de la parroquia del Sagrario. La Agrupación Musical Dulce Nombre de Jesús puso el acompañamiento musical.

Detrás el palio de la Virgen de la Encarnación con clavel blanco en jarras y friso del paso y rosa blanca en las violeteras. Un paso de palio que al igual que la túnica del Cristo sigue una tonalidad blanca y dorada que ayuda a que luzca con más belleza la imagen de su titular mariana.

Sentencia

De forma casi paralela a la del Cautivo se produjo la salida de la cofradía de la Sentencia y la Virgen de las Maravillas, la hermandad con la salida más bella del día por su paso por la Carrera del Darro con la Alhambra de fondo. Testigo de ello fueron las cientos de personas que colapsaron la calle y que disfrutaron de la salida de la corporación, ejemplar en su cortejo y presentación en la calle.

Los costaleros del misterio volvieron a dar ejemplo de buen trabajo y el paso de palio de la Virgen de las Maravillas, con forma conocida como de ‘cajón’, llevó la delicadeza de la jornada. Y un diez al equipo de priostía y a su vestidor por el trabajo realizado.

Momento especial el paso por esa plaza de San Pedro con la marcha Pasa la Virgen de las Maravillas tras una levantá realizada por el hermano de la cofradía del Rosario Juan Ignacio Roldán, fallecido el Sábado de Pasión y muy vinculado a la Semana Santa tras treinta años en la cofradía del Rosario y al barrio del Realejo.

A su regreso, de nuevo multitud de personas para disfrutar de la puesta en la calle de la cofradía.

Santa cena

Impresionante. Así resultó el nuevo paso de la Santa Cena Sacramental, y eso que sólo se estrenaba la primera fase con la talla del frontal del canasto. Pero ya se vieron las dimensiones y se intuyeron las formas que conseguirán una vez concluidos los trabajos. Sin duda alguna, un acierto de los hermanos que supuso el estreno de la jornada y de la Semana Santa.

Derroche también de los costaleros en la forma de llevar el paso, el más pesado de la Semana Santa.

El palio de la Virgen de la Victoria estrenaba brazos de cola y peana para la Virgen, vestida de forma espléndida por Esteban Cruz. Momento especial la salida con la marcha A tí Manué.

Despojado

Una marea blanca de nazarenos precedía al paso de Jesús Despojado de sus Vestiduras, que recibió una lluvia de pétalos de flores nada más salir de su casa de hermandad como ya es tradicional en el cofradía, la única que el Domingo de Ramos pone en la calle un único paso, el de su titular cristífero pues la Virgen del Dulce Nombre, titular mariana de la corporación, aún no procesiona.

Como cada año la estación de penitencia al completo de la corporación fue perfecta, algo a lo que ya acostumbran desde su fundación.

A la salida, de nuevo momento para acordarse de los que ya no están. La primera ‘levantá’ fue también en esta corporación para el maestro Antonio Sánchez Osuna y la segunda para el cofrade Ignacio Roldán, que recibió sepultura en la mañana del Domingo de Ramos, en una muestra de solidaridad y apoyo entre hermandades.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios