Semana Santa

El Jesús de las Tres Caídas sube el Calvario en un día grande

  • l loja La estación de penitencia dura más de diez horas y recorre diferentes barriadas

Uno de los días más señalados por los amantes de la Semana Santa de Loja es el Miércoles Santo, que tiene como protagonista el emotivo y espectacular desfile procesional de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas. Más de diez horas dura su estación de penitencia, en la que visita distintos barrios.

El cielo dio un respiro y a su hora prevista (18:30 horas) salía desde la iglesia de la Encarnación la imagen de Jesús de las Tres Caídas, obra del granadino Domingo Sánchez Mesa. A pocos metros de su salida, en la plaza de la Constitución, la imagen recibía el primer golpe de incensarios, la figura más característica de la Semana Santa de Loja.

Tras el paso por tribuna, el desfile dirigía sus pasos hacia su primer destino destacado: la subida a la ermita del Calvario, situada en la falda del monte Hacho, por un camino casi intransitable. Desde allí se podían apreciar todos los lugares que le quedaría por andar a este bello nazareno.

Tras una complicada bajada, la estación de penitencia llevó a Jesús de las Tres Caídas a visitar tres templos situados en sendos puntos cardinales de Loja. En ellos se produjeron los tradicionales encuentros, con la Virgen de los Dolores en el barrio de San Francisco, con la Virgen de las Angustias en el Mesón de Arroyo, y con la Esperanza en la ermita de San Roque.

Este año, la Real Cofradía estrenó una nueva punta de guión y una cruz plateada donada por un hermano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios