Crónica

El Silencio conquista la Madrugá granadina

  • El tiempo da una tregua y permite a la cofradía silente realizar su estación de penitencia que comenzó a las doce de la noche. Este año se han vuelto a apagar las luces a su paso.

El tiempo permite la salida del Cristo de la Misericordia El tiempo permite la salida del Cristo de la Misericordia

El tiempo permite la salida del Cristo de la Misericordia / Álex Cámara

"Santísimo Cristo de la Misericordia, Granada te espera". Las palabras que ha pronunciado el párroco solidario de San Pedro, que a las puertas de San Pedro invocaban al crucificado de El Silencio, han sido agua de mayo para los cofrades.
La tormenta y el granizo que han impedido la salida de las cofradías del Jueves Santo ha dado paso a una prolongada tregua, que ha ofrecido posibilidades a los hermanos de El Silencio para realizar su estación de penitencia a la Catedral.
Fieles a la tradición, los granadinos salieron a disfrutar de la cofradía. Todo ello a pesar de la diáspora cofrade, el frío y el pavimento mojado, que en ningún caso propiciaba un ambiente propicio. El Ayuntamiento ha vuelto a recuperar la tradición del apagado de las luces, dándole el sentido que siempre tuvo esta cofradía en la calle.
No ha faltado tampoco, y como ya parece ser habitual, el desaire de la hermandad a los medios de comunicación, negando el acceso al atrio de San Pedro, dificultando la labor informativa de todos los compañeros.
Por su parte, el Plan Parihuela, pasadas las once de la noche, ha empezado a limitar el acceso a la Carrera del Darro por tramos, con el objeto de evitar masificaciones en este punto.

El Jueves Santo comenzó mirando al cielo por la previsión de lluvia y, lamentable, se cumplieron los pronósticos y las cuatro hermandades de la jornada han tenido que renunciar a la salida procesional: Salesianos, Concepción, Estrella y Aurora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios