Semana Santa

El obispo le impone las llaves al Nazareno en una jornada de emoción

  • l guadixGuadix vive uno de los instantes más emotivos de su Semana Santa en el Monasterio de Santiago

El Jueves Santo es un día de emociones fuertes en la Semana Santa ya que, como cada año, salieron a la calle dos de las cofradías con más tradición: la de Nuestro Padre Jesús Nazareno 'El Llavero' y la de María Santísima de las Lágrimas. Además el Jueves, junto con el Viernes y el Domingo de Resurrección representan la trilogía fundamental de la Semana Mayor de Guadix. Aunque cayeron algunas gotas por la tarde, finalmente el tiempo siguió respetando a las salidas procesionales accitanas. Uno de los momentos más esperados de esta Semana Santa se vivió sobre las nueve y media de la noche cuando se impusieron las llaves del Sagrado Protector de las Clarisas de Guadix, Jesús Nazareno, a cargo del obispo accitano, Ginés García Beltrán.

La primera en salir, fue la hermandad de Nuestro Padre Jesús del Soberano y María Santísima de las Lágrimas, con el único paso de la Virgen de las Lágrimas que salió de su propia iglesia. A las nueve menos cinco, las caras de los costaleros eran de nerviosismo y de felicidad por poder sacar a una de las vírgenes que más pasión despierta entre los accitanos.

Posteriormente, pasada las nueve de la noche y muy cerca de la salida de la Virgen, salió a la calle desde la iglesia de Santiago la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno "El Llavero" y Nuestra Señora de la Consolación, con el único paso del Cristo.

Ya dentro de la madrugá accitana, procesionó la hermandad del Santísimo Cristo de la Luz y María Santísima de la Amargura, a la que siguió, ya entrando en el Viernes Santo, la salida de la madrugá de la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Obediencia y María Santísima del Mayor Amor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios