Semana Santa

La placeta de Santiago, centro del Viernes Santo accitano

  • Seis cofradías realizaron este día su salida, tres por la mañana y tres por la tarde

El Viernes Santo, día grande de la Semana Santa accitana, se presentó plenamente soleado y lleno de público en las calles de la ciudad episcopal, lo que hizo que todas las cofradías pudieran realizar con normalidad su estación de penitencia.

Pasadas las dos y media de la tarde la multitud se congregó en la placeta de Santiago, donde ya estaba esperando el Cristo de la Luz y la Virgen de la Amargura a la Virgen de Los Dolores. Posteriormente, llegaría el paso de la imagen de San Juan Evangelista. Los costaleros del Cristo de la Luz saludaron a la Virgen de los Dolores y dejaron una preciosa estampa con la subida por la Cuesta del Caño de Santiago de la Virgen con el majestuoso balcón de Peñaflor al fondo.

Pasadas las tres de la tarde la multitud se desplazó hasta los bares de tapas de la ciudad donde se pudieron disfrutar de las primeras terrazas en las calles del casco histórico accitano.

Por la tarde noche la gente se volvió a echar a las calles. La primera en salir desde la iglesia de Gracia fue la hermandad del Descendimiento de Nuestro Señor acompañada por la Agrupación Musical Santísimo Cristo del Perdón. Se trata de una de las procesiones más largas de la Semana Santa. Uno de los momentos más emocionantes, con la salida de las dos últimas cofradías de la tarde, fue el encuentro de una gran belleza y de una impresionante manifestación de fe, del Santo Sepulcro con la Virgen de la Soledad que se produjo en la calle San Miguel alrededor de las nueve de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios