Sociedad

Cambio de hora octubre 2021: ¿Cuándo empieza el horario de invierno?

El 31 de octubre se cambia la hora y empieza el horario de invierno.

El 31 de octubre se cambia la hora y empieza el horario de invierno.

El hemisferio norte del planeta se prepara para decir, definitivamente, adiós al verano. Además del hecho de que cada vez anochece antes, en la ciudad sevillana se ha ido viendo progresivamente el fin del verano con la recuperación del bullicio propio de la capital. 

El 22 de septiembre, en torno a las 22:02 horas (horario peninsular), se producirá el equinoccio de otoño y se entonará un triste adiós al periodo estival. Será el momento de ir sacando (con calma, pues parece que el calor no quiere abandonarnos) la ropa de entretiempo y algún que otro jersey. 

Horario de invierno 2021

Con la llegada del otoño viene, también, el cambio de hora. En este año 2021, esta marcha atrás al reloj se producirá la madrugada del 31 de octubre a las 03:00 horas, momento en el que habrá que retrasar las manillas a las 02:00 horas. Este es, sin duda, el mejor cambio horario, ya que la madrugada del sábado al domingo ganará una hora más de descanso. 

Los dos cambios horarios que se producen a lo largo del calendario anual es uno de los temas más discutidos en el panorama político y social

Cambio de hora polémico

Ya en 2018, el Parlamento Europeo debatió la posibilidad de suprimir estos cambios de hora a partir de este año 2021. Tanto es así que se llegó a aprobar la eliminación de uno de los dos cambios horarios, una decisión que recae, en última instancia, en la decisión de los estados miembros, quienes serán los que decidirán sobre si se continuaba con el cambio de hora estacional.

Teniendo en cuenta que en España ya está fechada la nueva transición horario de octubre, se entiende que el Gobierno no ha tenido a muy buen ver la medida, o que, por el momento, no ha llegado a concretarse nada

Así nos afecta el cambio de hora de octubre

Sin embargo, la ciencia también tiene algo que decir con respecto a estas transiciones horarias, y es que el cuerpo humano necesita de una rutina para el correcto desarrollo de todas sus funciones internas. Así, entre otras cosas, está comprobado que, con este cambio, se produce menos melatonina, que es una hormona que facilita el sueño y regula los estados de vigilia dependiendo de la luz solar.

También puede provocar una mayor sensación de cansancio al levantarse porque aún no ha amanecido. De esta forma, los efectos del cambio horario en invierno comienzan con problemas para conciliar el sueño y, en consecuencia, ser víctimas de una sensación continua de cansancio, irritabilidad o cambios en el estado de ánimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios