GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Detenido por agredir a su ex pareja en Vizcaya tras la denuncia de su hijastra

  • La víctima, de Santurce, convive con su agresor durante el confinamiento para cuidar a los hijos

  • Un hombre es arrestado en Vigo por amenazas de muerte a su mujer, con un ojo morado

Protesta contra la violencia de género Protesta contra la violencia de género

Protesta contra la violencia de género

Un hombre de 37 años ha sido detenido este lunes en Santurce (Vizcaya) acusado de agredir a su ex pareja en un domicilio de esta localidad, donde ambos conviven temporalmente durante el confinamiento por el coronavirus para compartir el cuidado de sus hijos, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Sobre las 03:00 de este lunes. la Ertzaintza recibió la llamada de una menor que alertaba de que su padrastro había golpeado a su madre en una vivienda del barrio de Mamariga de Santurce.

Varios efectivos policiales se trasladaron al lugar y contactaron con la víctima. La mujer, que se encontraba en un estado de gran nerviosismo, denunció a los agentes que su ex pareja, con la que convive estos días de confinamiento para compartir el cuidado de sus hijos, le había tirado del pelo y agarrado del cuello.

Según la víctima, la agresión se produjo tras una discusión por el alto volumen de la televisión y la conversación a gritos que su ex pareja mantenía por teléfono. La mujer pudo refugiarse en la habitación de sus hijos y uno de ellos realizó la llamada de socorro.

Los ertzainas detuvieron al presunto agresor, de 37 años, acusado de un delito de violencia de género. Una vez trasladado a dependencias policiales, quedó en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial.

Agresión en Vigo

Por otro lado, agentes de la Policía Local de Vigo (Pontevedra) han detenido a un varón de 44 años por, supuestamente, agredir a su pareja, con la que fue sorprendida discutiendo en la calle, adonde ambos habían salido a tomar unas cervezas pese al confinamiento obligatorio.

Una patrulla que realizaba el sábado labores de vigilancia en el barrio del Calvario vio cómo la pareja discutía de forma airada en una zona de galerías. Al percatarse de la presencia policial se separaron y huyeron en distintas direcciones, pero fueron interceptados.

La mujer, de 58 años, relató que estaban tomando unas cervezas cuando iniciaron una discusión. Llevaba unas gafas de sol bajo las que ocultaba un ojo morado, lo que atribuyó a una agresión de su pareja. Dijo que éstas son continuas y que no ha denunciado porque la ha amenazado de muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios