Animales

Madrid registrará mascotas como parte de la unidad familiar para proteger el vínculo con colectivos vulnerables

  • Más centros de atención a personas sin hogar se adaptarán a la entrada con animales de compañía

Un par de perros en una concentración de mascotas Un par de perros en una concentración de mascotas

Un par de perros en una concentración de mascotas

Más Madrid, como partido proponente, PSOE, PP y Cs, con la abstención de Vox, han sacado adelante en el Pleno de Cibeles una proposición por la que los animales de compañía se registrarán en un campo nuevo en los documentos de los servicios sociales como parte de la unidad familiar para proteger el vínculo con tres colectivos especialmente vulnerables, víctimas de violencia machista, las personas mayores y las personas sin hogar.

El concejal de Más Madrid Javier Barbero ha elevado al Pleno la creación de un registro de los animales que tienen a su cargo las personas en situación de vulnerabilidad que acceden a los Servicios Sociales para anticipar posibles necesidades y planificar respuestas adecuadas que contemplen la importancia del vínculo con el animal de compañía. Y además posibilitaría la activación de las medidas necesarias para asegurar también la protección de los animales en situaciones de emergencia o riesgo.

El grupo municipal ha contabilizado que cerca del 30 por ciento de las familias en Madrid conviven con animales de compañía, vistos "como miembros importantes de su núcleo relacional, un factor de compañía y protección, un nexo para la convivencia en las comunidades y una fuente de afecto, seguridad y alegría".

También se ha aprobado la creación en dos meses de una mesa de trabajo integrada por los grupos municipales, personal técnico y entidades especializadas para abordar de manera prioritaria la creación de protocolos específicos de actuación para tres colectivos de especial vulnerabilidad: mujeres víctimas de violencia, mayores y personas sin hogar que tengan animales a su cargo.

"Hay mayores en situación de dependencia y de gran dificultad para las actividades básicas que se niegan a ir a una residencia porque no admiten animales de compañía", ha explicado Barbero, que ha añadido que el Observatorio de Violencia Hacia los Animales constata que hasta un 59 por ciento de las mujeres con animales en situaciones de alto riesgo pueden retrasar o negarse a ir a un recurso de emergencia o a una casa de acogida si no se da una cobertura suficiente a su animal de compañía.

Sumados a las muchas personas sin hogar que pernoctan en la calle al no haber posibilidad de albergar al animal que diariamente le acompaña, "algo en lo que Madrid está avanzando, si bien es necesario un protocolo especializado que garantice el mejor funcionamiento posible".

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha aplaudido la iniciativa y, en lo concerniente a las personas sin hogar, ha recordado que desde 2013 las instalaciones del centro de Carabanchel están adaptadas a animales de compañía, algo que se ampliará a las dependencias del Luis Vives, en Vicálvaro, y al futuro centro de la Rosa.

La nota discordante la ha puesto la edil de Vox Aránzazu Cabello, que cree que la proposición adolece de "prejuicios" porque cree que "no se tiene en cuenta al hombre que está en la calle". La edil socialista Maite Pacheco ha lamentado que en Vox no entienda una palabra incluyente como 'personas', "que incluye a hombres y mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios