Sociedad

Del cocodrilo del Pisuerga a la pantera negra de Granada, los paseos más extraños de los animales

Un oso toma un baño en un río, mientras parece saludar a la cámara Un oso toma un baño en un río, mientras parece saludar a la cámara

Un oso toma un baño en un río, mientras parece saludar a la cámara

Los animales salvajes, por naturaleza, evitan al hombre. Tal vez por eso durante el confinamiento decretado por la pandemia del coronavirus, no fueron pocas las personas que vieron animales salvajes fuera de su entorno habitual, aprovechando que nosotros estábamos encerrados en casa.

Ciervos, nutrias, jabalíes, patos... incluso algún oso se atrevió a caminar por las aceras de los pueblos. Era hasta normal. No estábamos ahí para molestarles y aprovecharon la ocasión. Todos tenían en común algo, son fauna autóctona ibérica y de alguna manera estaban reclamando esos territorios perdidos.

Jabalí en la Diagonal de Barcelona

Lo que ya no fue tan habitual es que la Guardia Civil buscase un cocodrilo en las aguas del río Pisuerga en Valladolid, o la más reciente pantera negra que atemoriza a los vecinos de Ventas de Huelma en Granada. Estos sucesos van más allá de lo habitual, pero no son los únicos. Ahí van algunos ejemplos de animales salvajes que decidieron hacerle una visita a las calles de nuestras ciudades.

Atención, tigre suelto por las calles

Una mujer pudo grabar a un tigre suelto mientras caminaba en las calles de Tlaquepaque en México. En el vídeo además se ve como un grupo de personas, armados de valor le siguen, le cierran el paso con un vehículo y luego, un hombre con sombrero y camisa blanca que corre detrás del animal con una soga que sostiene entre sus manos se encarga de capturarlo.

"Hay un cocodrilo en mi piscina"

Eso es lo que debió decirle a las autoridades la familia que pasaba sus vacaciones en Miami cuando encontraron a un cocodrilo tranquilamente relajado en la piscina de la casa que habían alquilado.

El dueño de la casa comentó que había visto cocodrilos cerca de la casa en algunas lagunas pero que nunca en su casa y menos encima de un flotador con forma de cocodrilo. 

Elefantes en la autovía

En esta ocasión en Albacete en 2018, la causa de encontrar elefantes en la carretera fue el accidente del convoy que los trasladaba. Desgraciadamente para los animales, uno resultó muerto y hubo varios heridos. Eso sí las imágenes que dejaron en la autovía manchega quedan imborrables para quienes pudieron contemplarlas in situ.

Serpientes Pitón a pares en Aragón

Los vecinos de Caspe se sobresaltaban hace ahora un año, al enterarse de la aparición de dos serpientes pitón en pocos días en las calles del municipio. La investigación de la Guardia Civil acabó dando con el 'despistado' propietario de las serpientes, que si bien son inofensivas para el ser humano, dieron un buen susto a los vecinos.

Más peligro entrañaba la cobra venenosa encontrada hace unos años en Triana, donde el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recibió una llamada de un ciudadano que había capturado la serpiente. El informante decía que parecía un reptil peligroso y que se hallaba en la calle, muy cerca de la puerta de su casa.

Mono a la fuga tras una pelea en su clan

Un mono capuchino también se escapó del Zoo Aquarium de Madrid, tras una fuerte discusión con el jefe de su grupo, y pasó la noche en un árbol de la cercana Casa de Campo de Madrid, del que  tuvo que rescatado  por sus cuidadores.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios