Conducción temeraria

Ante el juez por conducir con el coche convertido en una piscina y publicarlo en YouTube

  • Un joven australiano está acusado de conducción temeraria y de no llevar puesto el cinturón, entre otros delitos.

  • El 'youtuber' llenó el coche de agua y fue con él a una tienda a comprar cerveza

Ante el juez por conducir con el coche convertido en una piscina y publicarlo en YouTube

Dos youtubers australianos llenaron su coche de agua, como si se tratase de una piscina, y condujeron con él por la calle hasta una licorería para comprar cerveza, con la excusa de que el coche no tenía aire acondicionado y estaban en plena ola de calor. Para completar el despropósito, publicaron su hazaña en YouTube.

Michael Alexander Philippou, de 28 años, es el responsable junto a su gemelo Danny del canal en el que apareció el vídeo en enero de 2019. En la piscina rodante, sin embargo, solamente aparece uno de los hermanos, Michael Alexander, junto a su amigo Jackson O'Doherty.

Ambos llevaban gafas de buceo y tubos, lo que ha servido para etiquetar la tontería como scuba driving (juego de palabras a partir del scuba diving que se traduce como bucear y el driving de conducir), aunque el vídeo, que sigue en YouTube, aparece titulado como Conduciendo el primer coche subacuático. En el mismo canal publicaron en diciembre una actualización hablando del arresto.

Detención del 'youtuber' australiano por conducción temeraria

Philippou ha comparecido ante un juez de Adelaida (Australia) acusado de varios delitos contra la seguridad vial, entre ellos conducción temeraria, conducir un vehículo no registrado y circular sin el cinturón de seguridad puesto.

Ante el juzgado se concentraron numerosos seguidores del youtuber, que antes de entrar declaró a los periodistas no estar preocupado. La jueza relajó las medidas cautelares impuestas en primera instancia antes de que el acusado tenga que volver al juzgado en febrero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios