Nuevo caso

Una joven sufre la amputación de sus pies por un shock tóxico producido por su copa menstrual

La joven amputada La joven amputada

La joven amputada / 'Le Parisien'

Sandrine Graneau, una joven francesa de 36 años, ha sufrido la amputación de sus dos pies tras sufrir un shock tóxico derivado del uso de una copa menstrual. La semana pasada conocíamos el caso de una adolescente belga que murió tras no serle detectado el mismo shock, causado por el uso de tampones. La joven Sandrine sufrió además la amputación de 18 falanges de los dedos, según ha dado a conocer el diario francés Le Parisien.

La francesa está en silla de ruedas y trata ahora de adaptarse a sus recién puestas prótesis en las piernas. La joven revive en una entrevista cómo estuvo durante horas con la copa menstrual en su interior y fue entonces cuando comenzó a sentir dolores intensos en su vientre. 

"El problema no es la bacteria en sí, sino los daños que produce en los órganos. La toxina se expandió por mis riñones, mi pulmón y mi hígado", explica Sandrine, que estuvo tres semanas en la UCI.

Infección grave, aunque poco frecuente

El shock tóxico es grave aunque no es habitual, y se produce por dos tipos de bacterias: Staphylococcus aureus (estafilococo) y Streptococcus pyogenes (estreptococo). Estas generan toxinas y atacan el sistema inmunitario ingresando en un principio normalmente por zonas lesionadas de la piel como cortes, raspaduras, heridas quirúrgicas o las ampollas de una varicela.

El shock tóxico se vincula habitualmente a la utilización de artículos de higiene íntima porque los mismos recogen sangre que puede convertirse en caldo de cultivo para las bacterias. 

Sus principales síntomas son: fiebre, bajada de la tensión arterial, diarrea, dolor de cabeza, erupción en la piel, dolores musculares, vómitos y deshidratación. Ir al médico pronto es esencial para parar la infección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios