Alerta de los científicos chinos

La nueva amenaza de una gripe porcina en China con potencial pandémico

  • Llamado G4, desciende genéticamente de la cepa H1N1 que ya causó una pandemia en 2009

El virus G4 mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016. El virus G4 mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

El virus G4 mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

Un grupo de investigadores chinos ha descubierto un nuevo tipo de gripe porcina que es capaz de desencadenar una pandemia, según un estudio publicado en la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences .

El nuevo estudio, publicado ayer, se centra en un virus de la gripe denominado G4. El virus es una combinación única de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa H1N1 que causó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

La variante G4 es "especialmente preocupante porque su núcleo es un virus de la gripe aviar, al que los humanos no tienen inmunidad, con fragmentos de cepas de mamíferos mezclados en humanos", explica Edward Holmes, biólogo evolutivo de la Universidad de Sydney que estudia estos patógenos. 

“La nueva cepa podría representar una gran amenaza si salta a los humanos”, advierten los investigadores, “aunque aún no lo ha hecho”. Además, “debido a que contiene partes de la gripe porcina de 2009, puede promover la adaptación del virus” que conduce a la transmisión de persona a persona, han explicado los expertos.

Estos mismos científicos han descrito en la revista PNAS que las medidas para controlar el virus en los cerdos, y el control de los trabajadores de la industria porcina, deben implementarse rápidamente.

¿Cómo es este nuevo virus?

El virus, que los investigadores llaman G4 EA H1N1, puede crecer y multiplicarse en las células que recubren las vías respiratorias humanas. Tras una serie de estudios realizados en cerdos chinos entre los años 2011 y 2018, encontraron evidencias de infección reciente en personas que trabajaban en mataderos y en la industria porcina en el país asiático.

A partir de estas muestras, los investigadores identificaron 179 virus, pero no todos representaban una preocupación. Pero el virus G4 siguió apareciendo en los cerdos, año tras año, e incluso mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

Las vacunas actuales contra la gripe no parecen proteger contra ella, aunque podrían adaptarse para hacerlo si fuera necesario.

Los virus de la gripe cambian constantemente, por eso la vacuna contra la gripe también debe cambiar regularmente para mantenerse al día, según indican los expertos, “por lo general, no suelen pasar a ser una pandemia”. Las pandemias ocurren si surge una nueva cepa que puede propagarse fácilmente de persona a persona.

Los investigadores alertan que “dada la devastación que ha causado la pandemia de coronavirus, es fundamental tomar medidas proactivas ahora para proteger a las personas contra esta gripe porcina”.