Sociedad

Los padres de niños ahogados apenas se descuidaron 5 minutos

  • El 50% de las personas que han tenido accidentes consideran que ha sido por despistes o actitudes temerarias · Se producen entre 70 y 150 muertes por ahogamiento al año

El 80% de los padres de niños ahogados aseguran no haber perdido de vista a su hijo más de cinco minutos, según explicó el responsable del Plan de Salud de Cruz Roja Española, Juan Jesús Hernández, durante la presentación de la octava edición de la campaña de prevención de accidentes relacionados con el sol, el agua y el ocio bajo el lema Este verano quiérete mucho.

En este sentido, Hernández indicó que Cruz Roja atiende cada verano a 40.000 personas con quemaduras producidas por el sol y apuntó que el pasado año los equipos distribuidos por las playas españolas curaron a 80.000 bañistas por picaduras, cifra que, según señaló, "varía cada año" según la incidencia de medusas. Además, entre 70 y 150 personas mueren ahogadas anualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Por todo ello, Cruz Roja Española, en colaboración con el consejo General de Colegios oficiales de Farmacéuticos y con Laboratorios Vichy, repartirá este verano 650.000 desplegables, 250.000 folletos y más de 26.000 pósters a través de sus voluntarios y de más de 21.000 farmacias durante los meses de julio, agosto y septiembre.

En las guías se ofrecen consejos para evitar accidentes con el sol -quemaduras, insolaciones y golpes de calor- y con el agua -ahogamientos, cortes de digestión, incidentes con motos acuáticas y picaduras-. Además incluye unas pautas de actuación en caso de accidentes en playas y piscinas.

En concreto, en cuanto al sol, recomiendan usar la protección adecuada -indicando el factor solar propicio para cada piel-, exponerse al sol de forma progresiva , protegerse la cabeza, no realizar actividades físicas cuando el calor apriete y usar gafas de sol para proteger los ojos.

En el agua, aconsejan no bañarse en ríos, pantanos y lagos que no estén habilitados para ello, hacer una digestión de dos horas, no tirarse de cabeza en lugares con fondo desconocido, vigilar en todo momento a los niños y no tirarse al agua para salvar a alguien.

En este sentido, el coordinador general de Cruz Roja Española, Antoni Bruel, señaló que han observado una actitud "cada vez más preventiva aunque combinada con una muy baja percepción del riesgo". Prueba de ello, según Hernández, es que "en torno al 50% de las personas que han sufrido accidentes consideran que ha sido por descuidos o actitudes temerarias".

La nueva guía también explica que, en caso de producirse un accidente, hay que llamar al 112, informar claramente sobre lo ocurrido y socorrer a los heridos valorando si está consciente, si respira y si tiene pulso. Además, destaca los pasos a seguir para realizar una reanimación cardiopulmonar y frenar una hemorragia.

En el último apartado dedicado al medio ambiente, Cruz Roja pide a los ciudadanos que se comporten con civismo: que no arrojen desperdicios al agua, que tiren la basura a los contenedores adecuados, que se duchen antes de bañarse, que no lleven envases de vidrio, que no tiren cigarrillos al suelo o a la arena y que controlen las fugas de aceite de las embarcaciones a motor para no contaminar.

Además de estas acciones, se organizarán diez eventos en distintas playas de todo el país con gran afluencia de bañistas donde se realizarán actividades para enseñar a prevenir accidentes durante el verano.

Además, la campaña de este año cuenta con una novedad, ya que se ofrecerán en las distintas ciudades análisis cutáneos gratuitos, según indicó la directora de la empresa cosmética Vichy en España, Ersi Pirishi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios