Sociedad

El papa Francisco se acuerda de los explotados en el trabajo

El papa Francisco pidió combatir la explotación laboral, el cáncer de la corrupción y el veneno de la ilegalidad, en el discurso que dirigió a los ciudadanos de Prato, localidad de la Toscana (Italia).

"La sacralidad de cada ser humano requiere para cada uno respeto, acogida y un trabajo digno. La vida de cada comunidad exige que se combatan hasta el final el cáncer de la corrupción, el de la explotación humana y el veneno de la ilegalidad", dijo en la catedral de la localidad toscana. Su discurso fue inspirado por la tragedia de diciembre de 2013, cuando un incendio en una fábrica ilegal de Prato dejó siete muertos, que trabajaban, vivían y dormían en esta misma nave. "Es una tragedia de la explotación y de las condiciones inhumanas de vida. Esto no es un trabajo digno", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios