Arqueología Granada

Fotos: así son los descubrimientos en el yacimiento romano del Zaidín tras finalizar la excavación

La villa romana de la calle Primavera, en los Vergeles, va sacando a la luz las grandes dimensiones de lo que se puede considerar ya el mayor vestigio romano en la capital. La sorpresa de esta campaña ha sido el hallazgo del ninfeo, una gran fuente que conserva en perfecto estado el vaso de la misma y que se extendería con un pórtico y lo que podría ser una falsa gruta. Incluso se piensa que podría haber otra similar 'paralela'. Esta zona está rodeada además de pasillos perimetrales con mosaicos bien conservados, del siglo IV, en blanco y negro con motivos geométricos y en su interior el nudo de salomón, realizado con teselas de colores en tonos rojizos.

Fotos: así es el mosaico romano encontrado en la villa del Zaidín de Granada

El pasado romano de Granada sigue aflorando. En esta ocasión, el equipo de arqueólogos que trabaja en la villa romana encontrada en la plaza Rafael Guillén, en el Zaidín, han desenterrado un gran mosaico romano de 20 metros cuadrados y una piscina. Lo que se conoce de los restos romanos en el Zaidín, en la zona de Vergeles, es que había un gran edificio con gran peristilo que se descubrió en los años 90. Antes, en el 89, se hizo una intervención bajo los edificios de viviendas cercanos y se puso al descubierto un balneario propio, lo que daba señal de la presencia de una gran villa romana para la ciudad. .

Así es la almunia nazarí encontrada en Granada durante las obras de un colector

Los restos aparecidos en las obras de construcción de la ampliación del colector de Cúllar Vega, para el traslado de aguas residuales a la EDAR los Vados, podrían ser una antigua almunia nazarí, entre los siglos XIII al XV, en concreto del asentamiento denominado Purchilejo, en el municipio de Vegas del Genil. Representantes de la Junta han visitado el yacimiento en la primera de dos jornadas organizadas para dar a conocer a escolares y asociaciones los hallazgos en esta zona. Expertos arqueólogos son los encargados de mostrar los restos aparecidos durante las obras del colector de tres kilómetros de longitud y cerca de 4 millones de euros de inversión. .