UEFA Champions League

Ni casta ni coraje, fracaso y frustración (1-0)

El Sevilla se despide de la Liga de Campeones en Salzburgo por deméritos propios a pesar de que Munir pudiera marcar el cero a uno justo antes del gol de Okafor. Los hombres de Lopetegui fueron incapaces de romper amarras para buscar el triunfo que necesitaban y encima la expulsión de Joan Jordan los castigó aún más.

En Salzburgo, no sólo el maldito parné

El Sevilla, en un partido con riesgo de nieve, se juega 12,4 millones de euros en Salzburgo y la posibilidad de ganar 10,6 más si llegara a cuartos además del honor y la estabilidad anímica del colectivo. El espíritu que enorgullece a Monchi y a Lopetegui. El esloveno Slavko Vincic, que se vio involucrado en una redada, árbitro del Salzburgo-Sevilla. Onguene: "La presión es mucho mayor para el Sevilla". .